El pasado 29 y 30 de abril del corriente año la Gerencia Jurídica de Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay organizó una “Actividad de concientización sobre Seguridad y Salud en el trabajo”, a cargo del Técnico Prevencionista Marcelo Scavone, en el Edificio Bolsa de Comercio S.A.. Ambos contaron con masiva asistencia de participantes…

El pasado 29 y 30 de abril del corriente año la Gerencia Jurídica de Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay organizó una “Actividad de concientización sobre Seguridad y Salud en el trabajo”, a cargo del Técnico Prevencionista Marcelo Scavone, en el Edificio Bolsa de Comercio S.A.. Ambos contaron con masiva asistencia de participantes y de medios de comunicación.

La apertura del evento estuvo a cargo del Presidente Sr. Carlos Perera, quien señaló las duras consecuencias que traerá aparejada para el sector empresarial la aplicación de esta ley. Señaló que la CNCS continuará cuestionando la ley y promoverá las acciones que entienda pertinente. Asimismo, manifestó la incuestionable aplicabilidad al sector público de la ley, la enorme cantidad de vacíos que contiene y por otra parte, la innecesaria creación de esta figura penal atento al ordenamiento jurídico vigente. También destacó información proporcionada por la prensa del día 29 de abril, la cual señala que autoridades del gobierno estarían promoviendo la modificación de varios aspectos de la ley recientemente aprobada, lo cual podría obedecer al reciente accidente sufrido por funcionario de la IdeM.

Seguidamente, el Dr. Juan Mailhos realizó la presentación del expositor y en lo que refiere a su ponencia, el Técnico Prevencionista hizo alusión a la normativa que rige en la materia y casos emblemáticos recientes de accidentes laborales.

En lo atinente a la ley 19.196 que consagra la responsabilidad penal empresarial, analizó el concepto de empleador contenido en el art. 1 así como el régimen de denuncia previsto en el art. 3.

Por otra parte, analizó las cifras publicadas por INE tomadas por el BSE en el año 2012, relativas a accidentes, en las cuales se observa que existen 53.934 accidentes, 544 incapacidades y 49 muertes.

En lo que refiere a dichos datos, advierte que el primer lugar lo ocupa la industria manufacturera (cuyo índica va en baja), el segundo lugar la industria de la construcción, el tercero los servicios personales (estos dos últimos sectores en ascenso), la cuarta posición la ocupa el agro y en último (5to) lugar el comercio (el cual va en ascenso). Asimismo destaca que de la suma del sector comercio y servicios se observa la mayor siniestralidad.

También efectuó un análisis comparativo con un estudio realizado en el mes de noviembre del año 2013 por UNASEV respecto a conductas preventivas de los conductores uruguayos. En dicho estudio se publica que sólo el 46% de los conductores usa cinturón de seguridad, el 39,9% de los acompañantes y el 80% de los pasajeros traseros no usan cinturón. De esta manera concluye que 6 de 10 uruguayos no usa cinturón de seguridad, por lo tanto señala, que es muy difícil pensar que las personas que no cumplen con normas preventivas diariamente, cambien o modifiquen su comportamiento al ingresar al ámbito laboral.

Por otra parte, también manifestó su preocupación por la influencia de drogas en el trabajo ante la ley aprobada el año pasado.

En lo que refiere a los convenios internacionales de trabajo que rigen en la materia de seguridad y salud en el trabajo señala el Nº 81, 119, 121, 130, 155, 161.

En cuanto a las normas preventivas enuncia: ley 5.032, decreto Nº 406/988, 651/990, 83/996, 103/996, 423/007, 291/007, 108/007, ley 18.098, ordenanza Nº 145/008 del MSP, decreto 330/009, 346/011, 41/012, 143/012, 147/012, 260/013, 330/009, 41/012 (señala que este último decreto tiene gran importancia en tanto contempla la comunicación al MSP y MTSS de los accidentes).

En cuanto a la normativa aplicable al sector construcción menciona: decreto 89/995, resolución de 23/6/995, decreto 53/996, 76/996, 82/996, 283/996, 179/001. Este decreto rige todas las actividades que sea aplicable el riesgo eléctrico, dado que ese más actual que el decreto Nº 406/988. Hizo referencia al objetivo de esta última norma reglamentaria, la cual consiste en actualizar disposiciones reglamentarias sobre seguridad, higiene y salud ocupacional y su ámbito de aplicación es todo establecimiento público o privado, comercial o de servicio, cualquiera sea su actividad y finalidad o no de lucro.

Asimismo menciona el decreto Nº 307/009 sobre agentes químicos.

Luego ingresó al análisis de la normativa reparadora, a saber, art. 346 de la ley 18.172, decreto 210/011 el cual pasó de 28 a 104 enfermedades profesionales.

Mencionó que en la actualidad existe un proyecto de ley sobre accidentes in itinere.

Ingresando al estudio de normativa sancionadora sobre policía de trabajo, indica la ley 16.736 y el decreto 183/004¬.

A continuación ingresó a mencionar a la prevención como inversión y ver a la seguridad y salud en el trabajo como responsabilidad social empresarial; en esa línea, sugiere aumentar la inversión en prevención.

En cuanto al servicio de prevención indica que es obligatorio en la construcción a partir del decreto 89/1995.
En la actualidad existen dos proyectos de decreto, a saber: uno para la industria química y otro que incorporará progresivamente las actividades por el Poder Ejecutivo (reglamentario del Convenio Internacional de la OIT Nº 161).
En lo que refiere a los servicios de prevención que requiere el proyecto de decreto, son multidisciplinarios.

El sistema de gestión servicio y salud ocupacional propuesto por la OIT está dado por las siguientes normas: ILO-OSH-2001 y OHSAS18001-2007; esta última puede ser complementada por las normas de calidad ISO 9001 y 14001, ya que se trata de la norma certificable que puede sumarse a las normas de calidad y en ese sentido, ha contribuido al desarrollo de estas últimas normas.

También hizo hincapié en la necesidad que las empresas documenten los cursos de capacitación a sus trabajadores, entrega de equipos, sanciones en caso de incumplimiento a las normas de prevención, etc..

Cerró su exposición señalando la relevancia de la cultura de la prevención, su promoción y práctica por todos los actores involucrados.

Finalmente se abrió un espacio de preguntas e intercambio con los asistentes, quienes manifestaron sus inquietudes. En ese sentido, se plantearon entre otras interrogantes, qué papel y facilidades dará el Estado a las empresas, principalmente a las pequeñas y medianas, dado que asumirán una cantidad de costos, y por otra parte, se enfatizó el necesario involucramiento de los tres actores sociales tripartitos: Estado, empleador y trabajador. Asimismo, el Presidente de la Institución ejemplificó cómo la ley alcanzará a cada uno de nosotros, en tanto contrate una trabajadora doméstica y no utilice los medios de prevención en materia de uso de insecticidas, productos químicos, etc.; y reiteró (en el mismo sentido indicado por el Técnico Prevencionista de acuerdo a un decreto del Poder Ejecutivo), la obligación de convocar y participar de una Comisión Bipartita en materia de salud y seguridad en el trabajo, independientemente de cuántos trabajadores integren la empresa (sea un empleador y un trabajador).