Se viene la guerra de patentes. Maldonado bajó el monto un 18 por ciento, cuando el Congreso de Intendentes había acordado, por el contrario, que el impuesto debía aumentar un 18 por ciento. Así lo entiende la Intendencia de Canelones y advierte sobre el peligro de “tomar decisiones unilaterales”. Por otra parte, en Artigas aceptaban…

Se viene la guerra de patentes. Maldonado bajó el monto un 18 por ciento, cuando el Congreso de Intendentes había acordado, por el contrario, que el impuesto debía aumentar un 18 por ciento. Así lo entiende la Intendencia de Canelones y advierte sobre el peligro de “tomar decisiones unilaterales”. Por otra parte, en Artigas aceptaban reempadronar vehículos que tienen deudas en otros departamentos, lo cual provoca las quejas de todos, en particular, de la Intendencia de Montevideo.

La comuna de Maldonado replica que la rebaja estaba decidida y comunicada en el Congreso de Intendentes, pero que Canelones no se enteró porque no concurre a ese ámbito.

Hoy se reunirá el Congreso de Intendentes y si bien el tema no está previsto en el orden del día los jerarcas no descartan que se analice.

Para el presidente del Congreso de Intendentes, Eduardo Malaquina, el tema debe ser tratado con carácter de “urgente” ya que las comunas deben entregar la rendición de cuentas y la modificación presupuestal antes del 30 de junio. “Si queremos que se agregue una norma para regular los precios se debe presentar ahora”, comentó.

El intendente de Salto recordó que el año pasado el Congreso de Intendentes votó aumentar la patente en un porcentaje equivalente al 75% del aumento del Indice de Precios al Consumo (IPC) lo que significó en la mayoría de los casos un incremento del orden del 18%.

Agregó que en algunos casos, como Maldonado, no se aplicó el acuerdo y por el contrario rebajó el monto.

En los presupuestos de las Intendencias la patente de rodados y la contribución inmobiliaria son los impuestos que representan los mayores ingresos.

El director general de la Intendencia de Canelones, Roberto Yavarone, advirtió que las intendencias no deben tomar decisiones “unilaterales” porque se genera un “caos” que puede terminar en una nueva “guerra de patentes”. El jerarca dijo que si se sigue dejando de lado las resoluciones del Congreso, Canelones revisará el aumento que fijó el año pasado.

En tanto, las autoridades de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) denunciaron que la comuna de Artigas realiza reempadronamientos de autos que tienen deudas con otros municipios. En este sentido, la IMM denunció ante la Justicia a más de veinte propietarios de coches que reempadronaron sus autos en ese departamento sin pagar la deuda en Montevideo.

GUERRA. Desde el acuerdo de Paso Severino realizado en 1995, el Congreso de Intendentes había logrado, con vaivenes, establecer cierta uniformidad para establecer los aumentos de la patente de rodados.

Sin embargo, desde hace varios meses las comunas reiteraron los reclamos ante la decisión de la Intendencia de Maldonado de rebajar un 18% la patente y los reempadronamientos “irregulares” que se realizan en Artigas.

Yavarone indicó que si los municipios adoptan resoluciones fuera de los acuerdos del Congreso de Intendentes, se va a desembocar en una nueva “guerra de patentes” que “perjudicará” al contribuyente y a las intendencias.

Para el jerarca, las decisiones de las intendencias de Artigas y Maldonado “perturban” la relación entre las comunas.

“Las decisiones unilaterales que toma Maldonado repercuten directamente en los ingresos de Canelones”, comentó. En ese sentido, el edil forista, Julio Mussetti, sostuvo que la Intendencia de Flores otorga “beneficios extras” a los contribuyentes que “perjudican” a Canelones y Montevideo.

MALDONADO. El intendente de Maldonado, Enrique Antía, salió al cruce de las acusaciones y dijo que la comuna rebajó las patentes porque cumplió una resolución de la Junta Departamental.

La Junta de Maldonado decidió que el incremento de la patente se debía calcular en base al índice medio de salarios lo que determinó que algunos contribuyentes que habían pagado el impuesto con el incremento de acuerdo al IPC recibieron una rebaja de hasta un 18%.

“Esa situación yo la advertí al Congreso de Intendentes en varias oportunidades. Canelones no se enteró porque no concurre a ese ámbito”, replicó el jefe comunal.

Expresó que de 34 mil patentes de rodados cobradas, la Intendencia de Maldonado devolvió el dinero a 8.000 solicitudes. Agregó que el dinero perteneciente a los demás contribuyentes, se acreditará en el pago de las patentes de 2004.

Tras reiterar que las autoridades de Maldonado no pretendieron dejar de lado las decisiones del Congreso de Intendentes, recordó que la rebaja de las patentes en Maldonado fue una propuesta del Partido Colorado que contó con el apoyo del Encuentro Progresista (EP) y un edil del Partido Nacional.

ARTIGAS. Las autoridades de las intendencias de Montevideo y Canelones detectaron que varios propietarios de autos que mantienen deudas por concepto de patente, reempadronaron los vehículos en Artigas y actualmente circulan por las calles en “infracción”.

Los jerarcas de las comunas reclamaron a las autoridades de Artigas y expresaron su preocupación por el incremento de las maniobras.

El martes pasado el intendente de Montevideo, Mariano Arana, se reunió con su par de Artigas, Alberto Signorelli para plantearle el tema.

Para la Intendencia de Montevideo el sistema que se instaló en Artigas cuenta con las aprobación de las autoridades y realizó varias denuncias penales contra los propietarios de los coches. Las autoridades de Canelones analizan seguir los mismos pasos.

En menos de un año, la Intendencia de Montevideo detectó más de cien autos que fueron reempadronados en Artigas y que no saldaron las deudas que tenían con la IMM.

Extienden Plan Invierno

El directorio del Banco de Previsión Social (BPS) planteará hoy al Congreso de Intendentes la necesidad de extender a todo el país la experiencia que desde hace tres años se lleva adelante en Montevideo con la comuna capitalina con el plan invierno, informó a El País el director Daniel Delgado Sicco.

Las autoridades del organismo presentarán hoy el proyecto a la hora 15 a las 18 intendencias.

“La gente en situación de calle no sólo está en Montevideo. Sabemos que la situación es difícil en todo el país y por eso queremos trasladar este programa que tiene buena aceptación al resto de los departamentos”, comentó.

Actualmente el BPS tiene un plan de asistencia a gente en situación de calle que lleva adelante desde 1997 y refuerza cada año con el aporte que hace al plan invierno que realiza con la Intendencia de Montevideo, el Instituto Nacional del Menor (Iname), el Inda y el Ejército.

Para este año, el BPS destinará para el plan invierno 460.000 pesos para atender a alrededor de 800 personas.

El año pasado el proyecto atendió a 680 personas, dijo Gastón Inda, gerente de prestaciones sociales del BPS. Cada año el organismo aporta alimentos y cinco locales con 140 camas para personas de más de 60 años. Al mismo tiempo, un equipo técnico del BPS evalúa los diferentes casos para identificar si la persona tiene derecho a jubilación, pensión a la vejez, si puede acceder a una vivienda del Banco.

Si bien, para este año está previsto que el plan comience el 20 de junio las autoridades estudian la posibilidad de comenzar antes debido a las bajas temperaturas que se registran.

En 1995, con excepción de Flores, los jefes comunales firmaron un acuerdo en Paso Severino (Florida) donde se comprometían a efectuar incrementos de patentes de rodados utilizando la misma variable.

Antes de la firma del acuerdo, las intendencias tenían varios problemas a la hora de fijar los montos porque las bonificaciones variaban y los descuentos eran distintos. Lo mismo ocurría con los planes de cuotas, los empadronamientos y reempadronamientos y los convenios para firmar deudas que lanzaba cada intendencia tratando de reducir el porcentaje de morosidad.

Las diferencias de criterios tenían como consecuencia directa que las intendencias que otorgaban mayores beneficios lograban más cantidad de clientes lo que determinó en más de una oportunidad que personas radicadas en un departamento empadronaban su vehículo en otro que ofrecía mayores descuentos.

Ante estas irregularidades las intendencias cada tanto realizaban controles y sancionaban a los contribuyentes que habían empadronado los autos en otros departamentos.

Actualmente las comunas implementaron diferentes mecanismos para controlar estos casos. En Canelones se detectó que hay alrededor de 18 mil vehículos empadronados en otras zonas del país. La mayoría de ellos circulan por la Ciudad de la Costa, Pando, Las Piedras y La Paz.