Un comunicado de la Comisión de Proveedores del Estado sobre las deuda que ésta mantiene con ellos rechaza la solución planteada por el Poder Ejecutivo a través de un decreto del 13 de mayo y amenaza con iniciar acciones judiciales.El comunicado de la Comisión de Proveedores del Estado de la Cámara Nacional de Comercio y…

Un comunicado de la Comisión de Proveedores del Estado sobre las deuda que ésta mantiene con ellos rechaza la solución planteada por el Poder Ejecutivo a través de un decreto del 13 de mayo y amenaza con iniciar acciones judiciales.

El comunicado de la Comisión de Proveedores del Estado de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, afirma que ‘no acompañó finalmente la medida aprobada por no satisfacer la misma las expectativas de las diversas entidades representadas en su seno’. Señalan que no pueden ‘avalar un mecanismo que implica empezar recién próximo a fin de año a recibir documentos compensa! torios que se extenderán hasta fines del año 2005 y que además no contempla una indexación adecuada de los créditos consagrando de hecho una importante quita adicional a los perjuicios ya sufridos por los proveedores por facturas incumplidas que en muchos casos datan de más de tres años de vencidas’. Sostienen que la fórmula propuesta ‘consagra una figura asimilable a la de un concordato’, ya que los acreedores necesita ‘la recuperación de sus créditos’. Asimismo sostiene que esto es un ‘grave revés al principio de respeto de los contratos’, en tanto ‘hipoteca la credibilidad del sistema de compras’ futuras que el Estado pretende, de aquí en más, poner en práctica. El plazo que vence el próximo 15 de julio ‘oficiará a modo de termómetro para conocer el grado de adhesión individual que la fórmula puede llegar a alcanzar’, señala y advierte que si no hay cambios a esta fórmula quedará, a las empresas proveedoras, ‘el camino de la reclamación por la vía judicial que a esta altu! ra aparece como la única opción posible a considerar para alcanzar la justa recuperación de sus créditos’.

El decreto del 13 de junio

Establece un mecanismo de compensación para las deudas impagas que mantiene la Administración Central con sus proveedores de bienes y servicios, correspondientes a facturas que se encuentren obligadas e intervenidas por el Tribunal de Cuentas antes de la fecha de cierre contable del ejercicio 2002 y que se mantengan pendientes de pago al 31 del cte. mes. Consiste en la entrega de veinticuatro certificados internos de crédito para el pago de tributos ante la D.G.I. y el B.P.S., partiendo de las deudas acumuladas al 31 de diciembre del pasado año que a esa fecha serán convertidas a Unidades Indexadas. Estos certificados tendrán valor cancelatorio de deudas, intereses y sanciones a partir de que sean canjeados mensualmente ante el primero de los organismos citados desde el próximo mes de noviembre