MARCELA DOBAL Como consecuencia de la caída en la demanda de servicios desde Argentina, el Instituto Nacional de Logística (Inalog) busca potenciar al sector mirando más a Brasil. En 2012 la operativa de tránsitos, trasbordos y reembarcos se vio resentida. “El mercado de Brasil hoy es nuestro principal interés”, dijo a El País la presidenta…

MARCELA DOBAL

Como consecuencia de la caída en la demanda de servicios desde Argentina, el Instituto Nacional de Logística (Inalog) busca potenciar al sector mirando más a Brasil. En 2012 la operativa de tránsitos, trasbordos y reembarcos se vio resentida.

“El mercado de Brasil hoy es nuestro principal interés”, dijo a El País la presidenta del Inalog, Beatriz Tabacco. Ya se está estudiando “qué productos importa o exporta Brasil y los cuáles se les puede ofrecer ventajas competitivas en servicios logísticos”, agregó.

Los tránsitos (productos que ingresan y luego salen por otro medio de transporte o van a depósitos logísticos) sumaron 349.000 toneladas por unos US$ 3.350 millones en 2011, tras crecer a tasas de dos dígitos los últimos dos años, según datos de Inalog. Ese volumen se asemeja a los de rubros tradicionales de exportación como la lácteos (250.000 toneladas) y las carnes (450.000 toneladas).

Pero en los datos parciales de 2012 se percibe una leve disminución que se atribuye a medidas restrictivas de la región y a la baja del consumo en el hemisferio Norte. La disminución explicada por el destino Argentina “no fue fuerte”, dijo el gerente de Inalog, Federico Stanham. De hecho, ciertos efectos de las trabas no fueron malos, ya que algunas empresas trasladaron sus stocks a Uruguay y los van sacando a medida que las licencias de importación se liberan. “Puede que los próximos meses se normalice el movimiento”, dijo.

De todos modos, las restricciones argentinas determinaron que Inalog resolviera hacer una “fuerte apuesta” a Brasil. Tabacco dijo que “si una producción es cercana al puerto de Río Grande difícilmente le podamos ofrecer mucha cosa, pero para otras producciones lo que ofrece Uruguay puede ser competitivo. Si tengo mejores tiempos y un procedimiento aduanero aceitado, puede ser”.

El análisis que está haciendo el Inalog se centra en los estados de Río Grande del Sur, Santa Catarina y Paraná. “Estamos estudiando los principales rubros del comercio exterior para ver cuáles son los más relevantes”, indicó Tabacco. Se está recabando información sobre “cuál es la cadena de valor en Brasil de esos productos y cuánto costaría si los sacáramos por Uruguay”, dijo la jerarca. Como en logística los tiempos pesan en el negocio, se busca aprovechar que los puertos de Brasil con frecuencia están saturados.

En 2011 solo el 8% de los tránsitos tenían como destino Brasil, según Inalog. La gran mayoría se orientaba a Paraguay (47%) y Argentina (24%). El restante 20% corresponde a la categoría “otros”.

Por otra parte, a septiembre de 2011 el 49% del total de los movimientos de mercaderías del país eran tránsitos, trasbordos y reembarcos y el resto eran exportaciones e importaciones. En igual lapso de 2012 ese peso de los movimientos se acotó a 39%. Stanham lo atribuyó principalmente a la menor actividad de trasbordo de soja de Paraguay a raíz de la sequía que afectó a los cultivos del año agrícola 2011/2012.

En Inalog creen que el sector seguirá desarollándose en 2013, pese a las dificultades. “Los privados están concretando negocios permanentemente y ampliando su capacidad”, dijo Stanham. Algunas de las marcas que ya utilizan a Uruguay como centro de distribución regional son Columbia, Nike, Kodak, Samsonite, GAP, Blackberry, Sharp, Sony, Logitech y Lexmark. Y la compañía de maquinaria agrícola New Holland lo analiza.

Pero hay incertidumbre. “Argentina tiene un peso relativo importante en el negocio de tránsitos y si se pone más complicado de lo que está, de un día para el otro, lo que te cuesta crecer en Brasil lo perdés muy rápido”, dijo Stanham. Tabacco remarcó que se trabaja para “ser menos sensibles a los embates externos” y trazó un paralelismo con el sector turismo, “que es muy dependiente del exterior pero al ser muy pujante y estar atento a lo que pasa en el mundo y la región logra ir desarrollándose más allá de los problemas puntuales”.

Fuente: EL PAIS  ECONOMIA 20/12/2012 Página 11