A MENOS DE UNA semana de la reunión que el presidente Mujica mantuvo con su homologa Cristina Fernández sobre las trabas comerciales impuestas por el vecino país, se conoció ayer la liberación de un 75% de la “medidas Moreno” sobre productos uruguayos. El anuncio fue realizado ayer desde la Casa Rosada y confirmado por el…

A MENOS DE UNA semana de la reunión que el presidente Mujica mantuvo con su homologa Cristina Fernández sobre las trabas comerciales impuestas por el vecino país, se conoció ayer la liberación de un 75% de la “medidas Moreno” sobre productos uruguayos. El anuncio fue realizado ayer desde la Casa Rosada y confirmado por el ministro uruguayo Roberto Kreimerman.
La decisión del gobierno argentino comenzó a aplicarse hace diez días y rápidamente fue rechazada por la unión de exportadores de los países integrantes del Mercosur. En el caso de Uruguay, uno de los sectores más afectados fue la vestimenta. Unas 88 licencias de importación de esa industria que tramitaban comerciantes argentinos estaban demoradas, incumpliendo el plazo máximo de 30 días que para la Cámara de la Vestimenta corresponde considerar. De hecho, se presentó en el Parlamento documentación al respecto que indica que las trabas afectan a 175.000 prensas, por un monto valorado en tres millones y medio de dólares.
Las trabas comerciales que impuso Argentina alcanzaban a 585 productos uruguayos, con una pérdida de cien millones de dólares, según estimaciones de exportadores e industriales.
Kreimerman afirmó también que desde el Ministerio de Industria, Energía y Minería se realizará el chequeo de esta liberación, con el objetivo de tener un seguimiento en el trabajo conjunto, facilitando el desarrollo del libre comercio entre ambos países.
Kreimerman explicó que al rea-fizarse una exportación hacia Argentina se debe presentar la licencia no automática, la cual tiene un plazo de hasta 60 días para su liberación. Señaló además que las licencias que se liberaron fueron aquellas que ya se encontraban con el trámite avanzado y las que restan refieren a los pedidos más nuevos.
Ahora, sostuvo, desde el gobierno se realizará un análisis pormenorizado sobre el chequeo de las licencias, pero que el 16 de marzo se reunirá con su par argentino, donde se espera afinar el mecanismo de seguimiento de las mismas.
En otra parte de sus declaraciones, recordó que Uruguay tiene exportaciones hacia Argentina en diversos rubros y que ese país instauró licencias no automáticas, es decir, aquellas que requieren de un análisis que se ejecuta en un plazo de hasta 60 días. Asimismo, aclaró que el 25% de las licencias que aún restan liberar afecta a unos 400 rubros de todo el universo que se exporta a ese país y refieren a unos 7 millones de dólares.
En lo que respecta a la reunión del 16 de marzo se tratará el seguimiento de esa liberación de licencias, que si bien tienen un plazo para la totalidad de los países, se espera que sea menor para los países del Mercosur y no se convierta en un obstáculo para el comercio.