Según cálculos realizados por El País, esta modificación tendrá una incidencia a la baja de 0,25 puntos en el Índice de Precios del Consumo (IPC) de julio. El directorio del ente analizará hoy los informes elaborados por los equipos técnicos de la empresa que recomiendan bajar en ese porcentaje y se prevé que sea aprobada.…

Según cálculos realizados por El País, esta modificación tendrá una incidencia a la baja de 0,25 puntos en el Índice de Precios del Consumo (IPC) de julio. El directorio del ente analizará hoy los informes elaborados por los equipos técnicos de la empresa que recomiendan bajar en ese porcentaje y se prevé que sea aprobada. Luego será homologada por los ministerios de Economía y de Industria, previo a que el Poder Ejecutivo emita el decreto. Las correcciones propuestas para las distintas categorías establecen una rebaja promedio de 6,3% para la tarifa general simple, según informaron a El País fuentes de la empresa. Esta tarifa es la que se aplica a la mayoría de las pequeñas y medianas empresas con alrededor de 107.800 clientes. En tanto, para la tarifa residencial, la rebaja promedio que se propone es de alrededor de 5,5%. Esta categoría incluye a la mayoría de los servicios, alrededor de 1.2 millones. Por su parte, para los grandes consumidores la rebaja promedio que se sugiere es de 5% (según las diferentes categorías). La corrección a la baja se comenzó a estudiar desde principios de mayo y El País había adelantado que la rebaja sería en torno a 5%, si bien los técnicos consideraban que podía ser de entre 5% y 8%. La modificiación es posible por los buenos niveles de hidraulicidad que registran las represas y el ingreso progresivo de energía eólica al sistema eléctrico. Estos dos factores hacen que el costo de generación ya esté por debajo de lo que se había previsto a fines del año pasado, lo que representa un ahorro para el ente. La corrección en los precios de la energía eléctrica entrará a regir el 1° de julio, tal cual había sido encomendado semanas atrás por los ministros de Economía, Mario Bergara y de Industria, Roberto Kreimerman. “Fue la directiva que recibimos”, había dicho a El País en esa ocasión el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla. La medida ayudará a contener la inflación y estará operativa de forma inmediata a la finalización del acuerdo de precios, que el gobierno logró extender durante junio en negociaciones con representantes de supermercados, importadores y sectores de la industria. También se mantendrá la exoneración de IVA en el cargo fijo en las tarifas de electricidad y telefonía fija. El aumento del IPC de 0,32% en mayo mantuvo la inflación en 12 meses en 9,18%. Sin embargo, en los primeros cinco meses del año el incremento acumulado es de 5,01%, el mayor registro desde 2007. La meta que se ha fijado el gobierno es de entre 3% y 7% para todo el año. “La rebaja está asociada con lo que estamos haciendo. La eólica viene de acuerdo a lo planificado, la interconexión con Brasil va a estar para fin de año, y el ciclo combinado y las turbinas van a estar el año que viene. Estas cosas están evolucionando de acuerdo a lo previsto y se puede hacer un análisis responsable. Tenemos informes técnicos muy robustos. Esta es una rebaja estructural, que llegó para quedarse”, dijo ayer Casaravilla. El ente también tiene a estudio un plan de bonificaciones tarifarias para las industrias que abarcará a empresas que ejecuten planes de eficiencia energética. El beneficio será temporal y podría aplicarse en el segundo semestre. Hasta ahora alrededor del 10% de las industrias ha realizado inversiones para mejorar el uso de la energía, vinculadas a la iluminación, las formas de calentar agua o generar vapor y la eficiencia de los motores, entre otras, había manifestado a El País, el director nacional de Energía, Ramón Méndez. Las bonificaciones buscan ser “un premio” y tendrán en cuenta la calidad de las inversiones realizadas. Combo de energías renovables El año pasado el 84% de la electricidad utilizada por Uruguay se basó en fuentes renovables y se espera que en 2015 ese porcentaje sea de 90%. “Mientras es utilizado el viento, el agua es almacenada en las represas hasta que empieza a bajar la generación eólica y comienzan, por ende, a funcionar las turbinas hidráulicas; el monitoreo del sistema es constante y los ajustes son realizados cada 10 minutos”, explicó el director nacional de Energía, Ramón Méndez al portal web de Presidencia. Fuente: http://www.elpais.com.uy/economia/noticias/baja-tarifa-ute-hogares-julio.html