Por su parte, la operativa en el mercado secundario de valores se llevó a cabo en forma fluida, manteniéndose la tendencia a la recuperación que se inició con posterioridad al exitoso canje de deuda efectuado por las autoridades. Esta tendencia se manifiesta en dos aspectos. Por un lado, en un sostenido repunte en los precios…

Por su parte, la operativa en el mercado secundario de valores se llevó a cabo en forma fluida, manteniéndose la tendencia a la recuperación que se inició con posterioridad al exitoso canje de deuda efectuado por las autoridades.

Esta tendencia se manifiesta en dos aspectos. Por un lado, en un sostenido repunte en los precios de los papeles, tanto los que se negocian exclusivamente en la plaza doméstica como aquellos que lo hacen también en el exterior. Este incremento en los precios ha determinado un marcado retroceso del riesgo país, que medido a través del índice UBI cayó ayer a 677 puntos básicos, su menor nivel desde abril de 2002.

Por otro lado, se constata asimismo un paulatino crecimiento en los montos transados. Por ejemplo, en la pasada jornada se negociaron U$S 1,65 millones del Global 2015 (tasa de 7,5%).

Los operadores consultados coincidieron en señalar que esta tendencia obedece, en buena medida, a la recuperación que en general están mostrando los mercados de deuda emergente, y en particular los de la región.

Las perspectivas de mantenimiento, e inclusive de mayores bajas, de las deprimidas tasas de interés internacionales hacen más atractivo el diferencial de rendimiento que ofrecen estos papeles, haciendo que los inversores presten menos atención al mayor riesgo implícito en su adquisición.

LETRAS. El Poder Ejecutivo autorizó ayer al BCU a emitir 625 millones en Letras de Tesorería nominadas en Unidades Indexadas, hasta 360 días de plazo y con una tasa efectiva anual del 2%.