El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), Carlos Perera, señaló a CRÓNICAS que la desaceleración ya se siente entre los empresarios y aseguró que existe preocupación por no poder afrontar los costos tanto salariales como tributarios. El presidente de la Cámara de Comercio se mostró preocupado por las expectativas que presenta…

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), Carlos Perera, señaló a CRÓNICAS que la desaceleración ya se siente entre los empresarios y aseguró que existe preocupación por no poder afrontar los costos tanto salariales como tributarios.

El presidente de la Cámara de Comercio se mostró preocupado por las expectativas que presenta su sector para 2015.

El ejecutivo señaló que en términos de perspectivas económicas, es posible determinar que el sector Comercio en el presente año, confirma su proceso de desaceleración y ratificó que este declive ya se vislumbraba durante los sucesivos trimestres del año anterior a partir de la Encuesta de Actividad del Sector Comercio y Servicios, elaborada por la Cámara. “Este escenario de menor actividad económica respecto a años previos es posible ejemplificarlo con el análisis de dos sectores muy importantes en el comportamiento global del Comercio”, afirmó e hizo referencia al análisis de las ventas en términos reales de los supermercados, las cuales cerraron el año 2014 con un magro crecimiento del orden del 1% respecto al 2013.

A su vez, mencionó que las ventas de vehículos Ok en términos de unidades, cayeron un 6.2% durante el año 2014, lo cual significa un cambio de tendencia, dado que desde el año 2009 habían registrado sucesivas tasas de variación positivas.

“De esta forma, queda en evidencia
que la actividad comercial continúa presentado signos de debilitamiento que se condicen con la evolución de la economía en su conjunto”, afirmó sin vacilar el presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios. Perera afirmó que para el año 2015, se deberá seguir de cerca el desarrollo de los acontecimientos que se están dando a nivel internacional. “El fortalecimiento del valor del dólar, caída en los precios de los commodities menores niveles de actividad económica y depreciación de las monedas de las principales economías emergentes”, relató.

Asimismo dejó en claro que debe prestársele particular atención a nivel de la región. “Brasil se transforma en una pieza clave, no solo por ser el segundo principal socio comercial de
Uruguay sino también por un ambiente de negocios tenso y de preocupación que se genera en la región y que afecta negativamente las decisiones de invertir”, analizó.

En cuanto a lo que más preocupa al sector, Perera reconoció que en este escenario, el aumento de los costos laborales se presenta como una de las principales inquietudes en el sector empresarial.

“Al costo salarial debe sumársele el costo tributario, las tarifas públicas y los costos asociados al funcionamiento de la actividad comercial, los cuales en un contexto de menor dinamismo de la actividad comercial se hacen cada vez más pesados y difíciles de enfrentar”, concluyó el presidente de la cámara empresarial.

Fuente: CRONICAS | POLITICA | 30/04/2015 | Pág . 8