El presidente de la entidad, Horacio Castells, dijo que “hemos sido respetados en la confianza porque es bueno saber que el apoyo crediticio internacional que tuvo el Uruguay, el apoyo que ha tenido toda la banca extranjera respondiendo a todos los depósitos que tenía y el reciente apoyo que ha logrado toda la reprogramación de…

El presidente de la entidad, Horacio Castells, dijo que “hemos sido respetados en la confianza porque es bueno saber que el apoyo crediticio internacional que tuvo el Uruguay, el apoyo que ha tenido toda la banca extranjera respondiendo a todos los depósitos que tenía y el reciente apoyo que ha logrado toda la reprogramación de bonos es una demostración que los actores han tenido confianza en el país. Han tenido confianza por una causa fundamental, que es la defensa de los contratos. Un estado de derecho firme es lo que hace poder crecer a los países, este tipo de medida es contraria a todos eso”. Agregó que “la Cámara está en desacuerdo con estas medidas: creemos que no es positivo, porque le hace mal a la confianza, al país, a las posibilidades de crédito que puede tener el país, porque sin duda una medida de este tipo va a eliminar el crédito y los países como los nuestros necesitan del crédito para poder crecer”.

Consultado sobre el comportamiento del sector político en este asunto, Castells opinó que “no está a la altura de las responsabilidades que hay que tener en los temas de este tipo. Creo que no se va a tomar y esperamos que exista responsabilidad de un Parlamento que ha demostrado serlo en momentos difíciles”.

“Pero nos preocupan estas iniciativas que no hacen bien ya solo el hecho de la mención; si se tomara una medida de estas es muy fácil que haya nuevamente una corrida del país, una falta de confianza en los actores del país, porque sabemos perfectamente bien que el respaldo de los depósitos de toda la banca extranjera y de todos los que han reprogramado es por la confianza que hemos demostrado los uruguayos”, sostuvo.

Mientras, una declaración de la Cámara instó a las autoridades a “hacer respetar el derecho de propiedad” que “se ha visto seriamente lesionado con las leyes y proyectos de ley de refinanciaciones, con amnistías para deudores morosos, con imposiciones al Banco República para que refinancie ciertos sectores, con suspensión de ejecuciones”.