Empresarios atentos a evolución del dólar y de los costos.

Después de un arranque de año complicado en 2016, las ventas para el sector comercio y servicios empezaron a recuperarse sobre los últimos meses del año pasado. Pese a esto, los empresarios tienen expectativas “prudentes” para este año. Estos son algunos de los datos que se desprenden de la Encuesta de Actividad del Sector Comercio y Servicios, elaborada por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) y divulgada ayer.

El trabajo recuerda que los datos hechos públicos hasta el momento — los del cuarto trimestre de 2016 se conocerán en marzo— muestran que mientras que en los primeros tres meses del año pasado el consumo cayó 4,8% interanual, mejoró en los meses siguientes. De hecho, en el periodo julioseptiembre creció 0,4%.

Con este escenario, el Índice de Difusión llegó a 58% en el cuarto trimestre del año pasado, lo que da cuenta de que casi 6 de cada 10 rubros relevados por la encuesta tuvieron variaciones positivas en sus ventas en términos reales.

Dentro de los rubros con desempeños más positivos el año pasado, la encuesta de la gremial de comercio resalta el de casas de electrodomésticos que, pese a un comienzo de año a la baja, logró crecer 6,5% en 2016.

De cara a qué esperar para el año en curso la encuesta de la gremial indica que “predomina la expectativa acerca de un 2017 sin grandes cambios”.

Se agrega que el grueso de los empresarios prevé un nivel de ventas parecido al de 2016, “por lo que no se espera una importante reactivación en la demanda” este año. El ojo de los comerciantes estará puesto, más que nada, en cómo evolucione el tipo de cambio y en los costos.
De todas maneras, se alerta que el escenario económico tanto interno como externo hace posible “esperar un año 2017 cargado de incertidumbre así como de permanencia de riesgos latentes que pueden poner en jaque la continuidad del actual crecimiento moderado que alcanzó el sector”.

Para los empresarios consultados, la recuperación del sector vendrá de la mano en gran medida de la realización de inversiones del sector privado, sobre todo las relacionados con la construcción.

Fuente: El País