104º Conferencia Internacional del Trabajo Delegado Empleador – Dr. Juan Mailhos 5 de junio de 2015 Sr. Presidente, Sres. Vicepresidentes, Sr. Director General, Sres. Delegados, Señoras y Señores. La “Iniciativa del Centenario relativa al Futuro del Trabajo” que presentó el Director General, plantea diversos desafíos a los mandantes de la OIT: Gobiernos, Trabajadores y Empleadores.…

104º Conferencia Internacional del Trabajo

Delegado Empleador – Dr. Juan Mailhos

5 de junio de 2015

Sr. Presidente, Sres. Vicepresidentes, Sr. Director General,

Sres. Delegados, Señoras y Señores.

La “Iniciativa del Centenario relativa al Futuro del Trabajo” que presentó el Director General, plantea diversos desafíos a los mandantes de la OIT: Gobiernos, Trabajadores y Empleadores.

Un dialogo esperanzador, de buena fe, con resultados concretos, que demuestre nuestra capacidad para descubrir aquellas  soluciones que den plena satisfacción a todas las partes, evitando la habitual comodidad de acordar en el plano de simples transacciones, sería el objetivo deseable.

Creemos que el éxito de esta iniciativa será consecuencia natural de este diálogo que debe ser constructivo.

El proceso abierto de contribuciones y aportes a la Iniciativa sobre el Futuro del Trabajo debe tener como finalidad enriquecer el dialogo tripartito, no sustituirlo, ni crear instancias donde podrían repetirse discusiones de políticas que ya se han dado en esta Organización Internacional del Trabajo.

En ese sentido, los gobiernos, los trabajadores y los empleadores, tienen un rol sustancial en el mundo del trabajo que no es posible delegar. Reivindicamos el dialogo entre los gobiernos y las organizaciones más representativas de trabajadores y empleadores.

Este dialogo tripartito innovador al que hacemos referencia, en sustancia es el que promueve la propia OIT a través de sus principios, a través de sus convenios y de sus normas fundamentales.

En consecuencia, debe ser innovador en sus contenidos, pero respetando íntegramente a sus actores fundamentales: los gobiernos, los trabajadores y los empleadores.

Un dialogo de esa naturaleza, debería dejar de lado ideas preconcebidas y paradigmas ya superados, para construir políticas eficientes y alianzas inteligentes.

Si bien no existen soluciones rápidas ni universales para muchos de los temas del mundo del trabajo, a través de este dialogo podrían impulsarse soluciones que ya han sido analizadas por la Organización Internacional del Trabajo y muchas de ellas ya han demostrado su efectividad.

Por ejemplo, la necesidad de tener un enfoque integral sobre la aplicación de la legislación laboral; la mejora del entorno empresarial de las micro y pequeñas empresas como forma de reducir la informalidad; la simplificación de la normativa laboral, sin disminuir ningún tipo de derecho, eliminando preceptos confusos o contradictorios, haciéndola entendible para empresas y trabajadores; estos serían -entre otros- los temas a preconizar.

Sin dudas, la calidad del dialogo tripartito logrado será un requisito esencial para el éxito de la Iniciativa sobre el Futuro del Trabajo.

Sr. Presidente, en nuestro país, Uruguay, funcionan diversas instancias de dialogo.

Uno de los ámbitos de dialogo que se han iniciado recientemente entre  gobierno, trabajadores y empleadores, refiere al Caso 2699 que se tramita en el Comité de Libertad Sindical.

Dicho caso –que fue presentado por el sector empleador uruguayo en el año 2009-, se encuentra pendiente de solución ya que el Gobierno aún no ha dado cumplimiento a las observaciones efectuadas por dicho órgano a nuestra ley de Negociación Colectiva, base fundamental para su concreción efectiva.

Recientemente, a este respecto el Gobierno, trabajadores y empleadores hemos firmado un acuerdo, por el cual se concretó esa instancia de dialogo tripartito, en la cual estamos participando activamente.

Estamos esperanzados en que el mismo nos permita superar como país, las observaciones que el Comité de Libertad Sindical realizó a nuestro sistema de Negociación Colectiva.

Otras instancias de dialogo que se han convocado son de carácter más amplio y reflexivo, pero también comprenden aspectos laborales.

Como hemos mencionado anteriormente, consideramos que el Gobierno, y las organizaciones de trabajadores y de empleadores, tienen un rol sustancial para la construcción de soluciones en el mundo del trabajo, que no es posible delegar ni vulnerar.

Hemos visto cómo es posible perder la efectividad del tripartismo,   cuando el rol de una de las partes se ve relegado en la práctica.

Hacemos aquí un llamado a que el dialogo en los temas laborales sea el tripartito  que preconiza esta Organización.

Sr. Presidente, el sector empleador uruguayo observa con expectativa y convicción  los llamados al dialogo que se impulsan en nuestro país y en la OIT. Anhelamos que tengan resultados positivos para todas las partes.

Sin dudas, la calidad de la sociedad que estamos construyendo, dependerá en gran medida de nuestra capacidad de dialogo para encontrar soluciones conjuntas, que nos permitan superar problemas y desafíos.

Muchas gracias.