En la jornada, que fue muy calma, el Banco Central (BCU), se mantuvo ausente ante la expectativa de los agentes cambiarios y las exigencias de exportadores e industriales para que sostenga el precio de la divisa verde. En el mercado interbancario, dónde la operativa sumó US$ 4,25 millones, la autoridad monetaria fijó el precio de…

En la jornada, que fue muy calma, el Banco Central (BCU), se mantuvo ausente ante la expectativa de los agentes cambiarios y las exigencias de exportadores e industriales para que sostenga el precio de la divisa verde.

En el mercado interbancario, dónde la operativa sumó US$ 4,25 millones, la autoridad monetaria fijó el precio de la moneda estadounidense en $26,35 para la compra y $27,40 para la venta. En tanto, en las pizarras del Banco República no hubo cambios y la divisa se comercializó a iguales valores del lunes: $25,60 para la compra y $ 27,10 para la venta.

La Unión de Exportadores (UE) se reunirá el próximo jueves con el ministro de Economía, Alejandro Atchugarry, para plantearle su preocupación por la situación del mercado de cambios. La agenda incluirá la caída del dólar y un ajuste de tarifas para compensar la pérdida de competitividad que ello implica.

La tendencia a la baja del dólar -que los operadores advierten no cesará en junio por una mayor liquidez- pone sobre el tapete la cuestión de si el BCU debe o no intervenir en el mercado de cambios con la intención de estabilizar el precio de la divisa estadounidense.

En la carta de intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se establece que el gobierno “está comprometido en una política de tasa de cambio flotante con apenas una intervención mínima en el mercado de divisas”.

Riesgo país
Por su parte, el riesgo país de Uruguay subió este martes en 4 unidades o 0,52% hasta llegar a los 761 puntos básicos, de acuerdo al indicador elaborado por República AFAP. Tras el canje de deuda, la cotización de los bonos uruguayos busca su punto de equilibrio, en un mercado que se muestra más interesado por los papeles soberanos. Razón por la cual la leve suba del spread no resulta preocupante. Desde que están los nuevos títulos en circulación, el riesgo país cayó en más de 1.000 unidades.

(Observa)