Mujica “dijo que lo iba a analizar”, indicó a El País el presidente de la gremial, Marcelo Lombardi, tras ser recibido ayer por el mandatario. La escasez de recursos humanos preocupa al empresariado, ya que los bajos niveles de desempleo (5,9% en agosto) “son un factor de restricción al crecimiento”, según Lombardi. El proyecto que…

Mujica “dijo que lo iba a analizar”, indicó a El País el presidente de la gremial, Marcelo Lombardi, tras ser recibido ayer por el mandatario.

La escasez de recursos humanos preocupa al empresariado, ya que los bajos niveles de desempleo (5,9% en agosto) “son un factor de restricción al crecimiento”, según Lombardi.

El proyecto que le presentó al mandatario apunta no solo al problema de escasez de oferta de mano de obra en el sector privado, sino también al “exceso de funcionarios públicos en el Estado”, afirmó Lombardi.

“Se busca la posibilidad de mejorar el uso de recursos en la economía para mejorar el bienestar de la población”, dijo.

En vista de que una de las ventajas del empleo público es la estabilidad laboral, “en muchos casos no se corre el riesgo ante una mejor oferta laboral” en el sector privado, explicó el titular de la gremial empresarial. Por eso, se propuso dar la posibilidad de que no se pierda el puesto en el Estado por un período, que “puede ser de seis meses”, agregó.

Otro incentivo que contiene el plan es que las vacantes que se generen por traslado de funcionarios del sector público al privado queden disponibles en una bolsa de trabajo para funcionarios estatales. “Sería motivante para que el funcionariado tenga otras oportunidades dentro del Estado”, señaló.

La idea ya estaba en agenda hace meses, pero recién ayer pudieron planteársela a Mujica.

En la reunión también le expusieron otros temas. Uno de ellos fue acelerar el proyecto de ley de arbitrajes internacionales para la resolución de conflictos, que es fundamental para los proyectos de Participación Público-Privada (PPP).

Esta modalidad es “menos onerosa y más rápida, con más garantías para la resolución de controversias”, expresó Lombardi y le solicitó al presidente que su tratamiento y aprobación en el Parlamento sea “más ágil”. Otro aspecto que el titular de la Cámara de Comercio puso sobre la mesa fue que se avance en la reforma del Estado a través de un “acuerdo social” y no solo acuerdos interpartidarios.

“No hemos visto grandes movimientos en la reforma del Estado, que sabemos que tiene costos políticos. Propusimos que sea una política de Estado, pero no con acuerdos interpartidarios sino acuerdos sociales donde participe la comunidad en su conjunto, como los sindicatos y empresarios, que den un sustento mayor”, dijo. Hay ejemplos de buenos resultados a nivel de consensos en España y Chile, añadió.

El comercio plantea traspaso de estatales al sector privado