Pese a estos números positivos, el salario real mostró en el mes un descenso de 0,45%

Pese a estos números positivos, el salario real mostró en el mes un descenso de 0,45%.

De esta forma, el poder de compra en el último año móvil mejoró 1,55% frente a la medición cerrada a septiembre de 2016, cuando se había ubicado en 2%.

La variación del salario real muestra un panorama diferente entre el ámbito público y el privado. Es que acumula un crecimiento de 4,32% (sumando salario y compensaciones) en 12 meses para los trabajadores privados, al tiempo que sube 1,13% en el año; mientras que para los empleados públicos se registró un aumento de 2,18% en el último año móvil y de 1,38% en lo que va del año.

La comparación frente al año móvil cerrado a septiembre de 2016 revela una mejor situación para los asalariados privados (su salario real había crecido 1,64% un año atrás) y una pérdida de poder de compra para los funcionarios públicos (era 2,64% hace un año).

Por otra parte, ayer el INE informó que el Índice Medio de Salarios (IMS) aumentó 0,08% en septiembre, con lo que acumula una variación de 7,32% en el año y de 9,51% en los últimos 12 meses. Mientras que el Índice Medio de Salarios Nominales (IMSN) —que determina el ajuste anual de las jubilaciones— creció 0,10% en el mes, 8,41% en el año y 10,72% en el último año móvil cerrado a septiembre.

El IMS para los asalariados públicos mostró un aumento de 8,06% en los últimos 12 meses y de 7,50% en el año; para los privados creció 10,32% y 7,23% respectivamente —el comercio por mayor y por menor tuvo la suba más grande (14,2%).

Fuente: El País