Un nuevo megabuque de 323 metros de eslora operó la semana pasada en los muelles públicos del puerto de Montevideo. Una vez más, los atraques 3, 4 y 5 fueron testigos de una ajustada maniobra, para que el gigante portacontenedores OOCL Ningbo pudiera operar en el principal puerto del país. La operación estuvo compuesta por…

Un nuevo megabuque de 323 metros de eslora operó la semana pasada en los muelles públicos del puerto de Montevideo.

Una vez más, los atraques 3, 4 y 5 fueron testigos de una ajustada maniobra, para que el gigante portacontenedores OOCL Ningbo pudiera operar en el principal puerto del país.

La operación estuvo compuesta por la carga de 171 contenedores llenos, 125 vacíos y la descarga de 903 contenedores llenos, con mercadería tanto para el mercado local como en tránsito hacia terceros países.

El OOCL Ningbo llegó a Uruguay desde el puerto brasileño de Paranaguá y luego de Montevideo su hoja de ruta marca el puerto de Buenos Aires.

El inmenso buque, que forma parte del pool que cubre un servicio que se hizo su espacio semanal en Montevideo, fue construido en 2004 y cuenta con 43 metros de manga, además de sus 323 metros de eslora que explaya en toda la extensión de la dársena capitalina.

Se trata de un buque de bandera de Hong Kong, que tiene un peso bruto de casi 90 mil toneladas y que puede desarrollar una velocidad de 21,6 nudos.

Con este arribo, el puerto de Montevideo consolida su capacidad para atender a los buques más grandes que llegan a la región.

Tanto en el muelle escala como en los atraques públicos los megabuques ya son costumbre en la capital uruguaya, que pretende marcar su posición de puerto concentrador de cargas y distribuidor de la región.

Funte: EL OBSERVADOR MARITIMAS 14/10/2013 Página 20