Los resultados mostraban una ventaja de la opción para salir de la UE con 14.112.872 votos (52%) contra 13.231.946 (48%) de los partidarios de permanecer. Faltaba escrutar los votos de 52 de las 382 circunscripciones electorales.

La BBC, The Times y The New York Times pronosticaron que la decisión es de abandonar la UE:

Estos resultados llevaron al eurófobo Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) a proclamar que “estamos en el día de la independencia”.

En Newcastle, la primera ciudad inglesa en hacer público su recuento, la permanencia en la UE sumó el 50,7 % de los votos, frente al 49,3 %.

En Sunderland, un feudo en el que se esperaba un resultado favorable al “brexit”, la opción de abandonar el bloque comunitario obtuvo una amplia ventaja, del 61 % frente al 39 %.

En Gibraltar, en cambio, donde las encuestas pronosticaban una victoria del campo proeuropeo, el 96 % de los electores apoyaron continuar en la UE y tan solo el 4 % secundaron la salida de la Unión.

La “City” de Londres, centro financiero de la capital británica, votó abrumadoramente a favor de la permanencia. La continuidad británica en el bloque europeo obtuvo el 75 % de apoyo ?3.312 votos? frente al 25 % obtenido por el “brexit” (salida de la UE) ?1.087 papeletas?. El resultado electoral en este lugar, considerado el pulmón económico del país, era ampliamente esperado.

Ante los primeros datos oficiales que dan ventaja al “brexit”, la libra esterlina descendió cerca de un 3 % en los mercados internacionales de divisas.

La votación se peleó con tal .dramatismo que miles de británicos seguían con temor lo que pudiera pasar. En este sentido, El País de Madrid informó ayer que las búsquedas de “qué pasa si salimos de la UE” crecieron un 250% desde que se dieron los primeros resultados.

El recuento de las papeletas comenzó en las 382 áreas locales en las que se han dividido los colegios électorales británicos a las 22.00 horas de Londres, cuando cerraron las urnas tras 15 horas de votación.

Cerca de 46,5 millones de personas fueron llamadas a participar en la consulta, el máximo número de electores registrados para una cita con las urnas hasta ahora en el Reino Unido.

La mayoría de las encuestas publicadas en los últimos días han pronosticado un resultado ajustado, con una ligera ventaja para la opción de la permanencia en la UE, si bien los datos han variado bastante entre una firma demoscópica y otra.

Una encuesta elaborada durante la jornada electoral por la firma YouGov pronosticó poco después del cierre de las urnas, que la permanencia en la Unión Europea ganará finalmente la consulta con el 52 % de los votos.

BRECHA. Los enconados debates han puesto al descubierto una profunda brecha en la población británica, entre los que se benefician de la libre circulación de mercancías y capitales y los que consideran que el Reino Unido debe recuperar su soberanía, principalmente a causa de la inmigración.

“La campaña del referéndum ha sido penosa, confusa, los datos no son claros. Todos han mentido, en mi opinión”, explicó en Londres una votante que se identificó como May.

Los partidarios del “in” han manejado durante la campaña que tras 40 años dentro del mercado único europeo, salir sería demasiado costoso y traumático. Los que quieren abandonar el proyecto europeo consideran que esta es una oportunidad única, que además puede sentar precedentes.

SOL Y LLUVIA. La capital británica amaneció bajo la lluvia y con los transportes públicos muy perturbados, mientras que en otros lugares comoTa escocesa ciudad de Glasgow lucía un día soleado.

En Londres y el sur de Inglaterra, algunos ciudadanos han experimentado dificultades para acceder a colegios electorales afectados por el agua.

La Oficina Meteorológica (Met) emitió hasta siete alertas por inundación ante la subida
de los ríos en localidades como Bromley and Sidcup, al sureste de Londres, y Basildon, en el condado oriental de Essex.

La lluvia ha alterado el transcurso de la jornada del referéndum, puesto que algunos colegios electorales tuvieron que cerrar sus puertas.

En la capital, del total de 3.754 colegios electorales, al menos cinco abrieron tarde por motivos relacionados con la lluvia.

El ayuntamiento de Merton, en el suroeste de la ciudad, tuiteó por su parte una imagen de un camino inundado a las puertas del colegio electoral de New Malden, instando a los votantes a ponerse sus “botas de agua”.

A lo largo de la jornada, un portavoz del ayuntamiento del barrio de Newham instó a los electores a acudir a votar pese al mal tiempo.

El primer ministro británico, David Cameron, agradeció ayer a todos los ciudadanos que acudieron a las urnas para votar por un Reino Unido “más fuerte” y “más seguro” en el histórico referéndum sobre la Unión Europea (UE).

En su cuenta de la red social Twitter, Cameron dio también las gracias a todos los que hicieron campaña a favor de la permanencia británica en la UE y por apoyar un país que está “mejor en Europa”.

Nunca antes un gran país abandonó la Unión Europea desde el nacimiento del proyecto europeo en los años 1950, cuando todavía humeaban los escombros de la Segunda Guerra Mundial y la mitad del continente vivía en dictaduras, y hasta ahora, que engloba a 28 países democráticos que siguieron expectantes la definición.

El Reino Unido se sumó a ella en 1973, pero ya en 1975 celebró un primer referéndum para acallar a aquellos euroescépticos, con victoria de la permanencia.

EL PAIS