El ministro de Economía y Finanzas, Alejandro Atchugarry, informó anoche al Parlamento que designó y fijó las remuneraciones mensuales iniciales a Gustavo Licandro como presidente, y a Paul Elberse como vicepresidente y gerente general, respectivamente, del Nuevo Banco Comercial. En una nota firmada por él que envió anoche al Parlamento, a la que accedió El…

El ministro de Economía y Finanzas, Alejandro Atchugarry, informó anoche al Parlamento que designó y fijó las remuneraciones mensuales iniciales a Gustavo Licandro como presidente, y a Paul Elberse como vicepresidente y gerente general, respectivamente, del Nuevo Banco Comercial.

En una nota firmada por él que envió anoche al Parlamento, a la que accedió El País, Atchugarry aclaró que Licandro y Elberse fueron escogidos por él por ser “dos especialistas” en base a un “criterio técnico” que permitiera “encontrar a quienes pudieran ayudar a crear un Banco en dos meses”.

Por esta acción, el ministro recibió el inmediato apoyo de la Lista 15 pero dejó dudas en la izquierda, que anunció que las respuestas resultan insuficientes.

Atchugarry reconoció en la comunicación que por once días de febrero y el mes de marzo de este año, Licandro percibió líquido $ 431.951 (es decir unos U$S 14.400) y Elberse $ 806.366 (que equivalen a unos U$S 26.800).

El ministro informó que a Elberse se le fijó una remuneración de U$S 20.000 mensuales, similar a la que tenía en el antiguo Banco Comercial como gerente general donde, contratado por el Estado, se desempeñó entre febrero y diciembre de 2002. En el caso de Licandro, Atchugarry dijo que recibió como presidente U$S 7.000 mensuales.

Además, Elberse y Licandro “estaban habilitados a percibir premios vinculados al éxito de su gestión” que se cobrarían cuando ellos mismos lo determinaran, explicó el ministro.

La contratación del resto de los jerarcas y sus remuneraciones fueron resueltas por la institución dentro de sus competencias comerciales, añadió.

Días atrás, El País informó que el Comercial envió una comunicación al Ministerio de Economía en la cual dio cuenta de una rebaja salarial de 15% para el staff gerencial, y en el caso de Licandro, de más de 50%.

El ministro aseguró en su nota al Parlamento que la nueva institución se encuentra “en los niveles mínimos de costo por funcionario de la banca privada” y sostuvo que el desempeño de los tres primeros meses de funcionamiento muestra “un aumento relevante de sus depósitos, lo que se refleja en una concomitante apertura de nuevas cuentas”.

FALTAN RESPUESTAS. El diputado Víctor Rossi (Alianza Progresista), que solicitó al gobierno la explicación del nivel de remuneraciones, consideró en diálogo con El País que es positivo que el ministro “haya cumplido con lo que prometió enviando la respuesta al pedido de informes”, pero aclaró que “faltan muchas otras respuestas que considero fundamentales”.

“No están los contratos, ni los niveles de remuneración que fueron cobrados. Tampoco se establece con precisión el contenido de los anuncios que hizo el ministro”, añadió. Pero de todas maneras, para Rossi se trata de “precisiones primarias” sobre el documento. Anunció que más adelante evaluará los nuevos pasos políticos que dará.

Sobre las 20 horas, el director general del Ministerio de Economía y Finanzas, Fernando González, se trasladó al Palacio Legislativo para entregar personalmente la nota a Rossi y al presidente de la Cámara de Representantes, el nacionalista Jorge Chapper.

La Lista 15 otorgó anoche mismo todo su apoyo al ministro Atchugarry, anunció a El País el diputado José Amorín