Luis Lacalle Pou, Pedro Bordaberry y Pablo Mieres expondrán mañana sus propuestas para la educación sobre la base de un documento elaborado por sus técnicos. Es el corolario de un proceso de discusión promovido por las cámaras empresariales.Pablo da Silveira (Partido Nacional), Robert Silva (Partido Colorado), Javier Lasida (Partido Independiente) y Ricardo Vilaró (Frente Amplio)…

Luis Lacalle Pou, Pedro Bordaberry y Pablo Mieres expondrán mañana sus propuestas para la educación sobre la base de un documento elaborado por sus técnicos. Es el corolario de un proceso de discusión promovido por las cámaras empresariales.

Pablo da Silveira (Partido Nacional), Robert Silva (Partido Colorado), Javier Lasida (Partido Independiente) y Ricardo Vilaró (Frente Amplio) fueron algunos de los especialistas en educación y referentes de los cuatro partidos políticos con representación parlamentaria que participaron del proceso que se inició en mayo y que implicó varias reuniones.

El resultado se volcó en un documento que reúne los aportes de todos ellos en ocho temas u objetivos coincidentes. El documento aborda cuestiones relativas al aprendizaje, la organización de la currícula, la coordinación entre el sector público y el privado y a la formación de los docentes, entre otras cosas (ver recuadro).

Mañana, en Punta Cala, los candidatos presidenciales de esos partidos (a excepción de Tabaré Vázquez, que se excusó) participarán de un evento en el que tomarán ese documento como puntapié para llegar a un acuerdo respecto a qué se precisa para mejorar la educación a partir del próximo año. La actividad, llamada “Forjando el Porvenir: La Agenda Educativa 2015 en adelante”, es convocada por la Asociación Rural del Uruguay, la Cámara Mercantil de Productos del País, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay, la Federación Rural y la Cámara de Industrias del Uruguay.

Renato Opertti, sociólogo y magíster en educación, actualmente consultor de Unesco, oficiará de moderador en las exposiciones. Opertti dijo a El País que los técnicos que participaron del proceso mostraron “excelente ánimo y disposición de llegar a un acuerdo”. “Entre ellos hay muchas coincidencias. El tema es que haya suficiente voluntad política”, consideró el especialista.

Opertti espera que de las exposiciones de los presidenciales surjan los puntos de acuerdo que ya contiene el documento, y que cada uno refleje sus matices. En ese sentido, advirtió que las plataformas electorales de los candidatos ya incluyen en buena medida esos bloques de coincidencias.

Cada candidato tendrá 20 minutos para exponer sus ideas principales en la materia y luego dispondrá de otros 10 minutos para redondear los conceptos, explicó Opertti. Él será el encargado de extraer las conclusiones de lo presentado. “El documento fue validado y los candidatos lo recibieron hace unos días. La idea es que puedan expresarse y llegar a un acuerdo”, explicó.


Las cámaras empresariales organizaron el proceso porque les preocupa el estado de la educación, dijo Opertti. “Creen que el sistema actual no responde a las necesidades sociales y productivas del país”, argumentó.

Por otra parte, la iniciativa cuenta con el apoyo de Unesco. De acuerdo con Opertti, la oficina de Naciones Unidas que vela por la educación apoya este tipo de procesos con la premisa de que para lograr cambios educativos “es fundamental el diálogo político”. Documentos a los candidatos

Mañana viernes las cámaras empresariales presentaron a los candidatos un documento con propuestas de políticas educativas para el año próximo. Este nació fruto del evento “Forjando el porvenir: la agenda educativa 2015 en adelante”, que se realizó el 20 de mayo. La idea es que el futuro presidente tome algunas de estas sugerencias para su gobierno. El plan de ocho ítems sugiere, por ejemplo, una “educación básica y de jóvenes a partir de un marco curricular unitario” que iría de 4 a 14 años. Este punto también propone optimizar el uso del tiempo pedagógico permitiéndole a cada estudiante aprender a su ritmo. Por otro lado se llama a “fortalecer el sistema educativo con una visión de conjunto”, de manera que no existan rupturas entre los diferentes ciclos, entre las ofertas públicas y privadas, y entre lo formal, no formal e informal. Otro ítem llama a “recrear la confianza en los docentes y fortalecer la profesión de estos”. Y en este sentido llama a resucitar la valoración y el prestigio social de los profesores.

EL PAIS