El Poder Ejecutivo quiere introducir cambios en la gestión del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), pero encuentra resistencia a nivel empresarial y algunas críticas de los representantes de los trabajadores. El director general del Inefop, Juan Manuel Rodríguez, es partidario de imponer un régimen de “dedicación exclusiva” o fijar más sesiones del…

El Poder Ejecutivo quiere introducir cambios en la gestión del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), pero encuentra resistencia a nivel empresarial y algunas críticas de los representantes de los trabajadores. El director general del Inefop, Juan Manuel Rodríguez, es partidario de imponer un régimen de “dedicación exclusiva” o fijar más sesiones del Consejo Directivo con multas por inasistencia, planteo que es rechazado por los empresarios y aceptado parcialmente por los trabajadores.

La gestión del Inefop “no funciona” de acuerdo a las necesidades del mercado laboral. En este punto coinciden los tres representes que dirigen la institución, pero no logran un consenso para modificar la estructura de funcionamiento interno.

El Inefop administra recursos por unos US$ 65 millones que surgen del aporte mensual del 0,125% al Fondo de Reconversión Laboral (FRL), que hacen tanto trabajadores como empresarios. Su misión es capacitar a trabajadores para reinsertarse en el mercado laboral.

Además de los dos miembros del Poder Ejecutivo, el Consejo Directivo está integrado por dos representantes del PIT-CNT y otros dos empresariales: uno por la Cámara de Comercio y otro por la gremial de Industrias. Cada delegado percibe un ingreso nominal de $ 70 mil.

Consultado por El Observador el representante de la Cámara de Comercio ante el Inefop, Juan Mailhos,dijo que rechazaba “enfáticamente” la idea de elevar el número de sesiones del Consejo Directivo como la de fijar un régimen de dedicación exclusiva. Explicó que el Consejo se reúne dos veces por semana durante tres horas en una sesión con una rutina intensa y que requiere trabajo previo. Por otro lado, recordó que en ningún caso el régimen de personas públicas no estatales exige la “exclusividad”. “La solución no pasa por agregar más sesiones del Consejo Directivo. El problema es que no podemos seguir estando sobre la microgestión de todos los temas”, afirmó.

En una línea similar, el delegado del PIT-CNT, Héctor Maiselot, dijo a El Observador que se abordan “muchos temas triviales que no son responsabilidad del Consejo Directivo que le roban tiempo a las decisiones de fondo. No logramos alcanzar un trabajo correcto de funcionamiento”, admitió.

Sobre estas críticas, el director general del Inefop, Juan Manuel Rodríguez, indicó a El Observador que en varias oportunidades presentó propuestas concretas para cambiar el esquema de funcionamiento y delegar tareas, pero tuvo la negativa de los delegados empresariales. “Todo el mundo opina que las reuniones deben ser más ejecutivas. Pero en realidad, nadie quiere delegar temas”, aseguró.

“Tenemos la tranquilidad de que trabajamos mucho para el Inefop y le dedicamos muchas horas de pienso. Estamos para un régimen de dedicación de calidad y no de cantidad”, insistió Mailhos.

El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, tiene previsto concurrir esta semana al Parlamento a comunicar una serie de cambios al régimen de funcionamiento del Inefop, informó Búsqueda.

Cambios
Según Rodríguez, si bien la dedicación “exclusiva” de los delegados del Consejo no es la mejor salida, “sí es la mejor solución si no se aceptan más mecanismos ejecutivos de resolución”. Como cada reunión del Consejo debe contar con la asistencia de al menos uno de los delegados de cada parte, el director del Inefop quiere aplicar descuentos por inasistencia porque eso “impide” el normal funcionamiento del organismo. Hoy, durante cada sesión del Consejo Directivo apenas se aborda el 50% de temas del orden del día.

Si bien el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Burghi, consideró que no estaba de acuerdo con fijar un régimen de “exclusividad”, dijo compartir el planteo de aplicar sanciones económicas en caso de inasistencias. “Nuestra posición es que existan más sesiones o se amplíen las mismas para agotar el orden del día. No tenemos problemas con la dedicación exclusiva pero no nos gusta quedar cautivos”, precisó Maiselot del PIT-CNT. Agregó que la tarea del Consejo tiene que dinamizarse y tratar los temas “estratégicos” como una superación de la oferta de capacitación.

En tanto, Rodríguez precisó que el Inefop funciona “mejor” que antes, pero explicó que cada vez “hay más trabajo” por un aumento de los beneficiarios de los distintos planes de capacitación.

Fuente: EL OBSERVADOR ECONOMIA 18/09/2012 Página 11