Al igual que a la hora de negociar aumentos salariales, empresarios y sindicalistas estarán enfrentados, pero en este caso por la televisión digital. El PIT-CNT y un conjunto de cámaras empresariales competirán por quedarse con un canal de televisión comunitario. Son las únicas dos instituciones que adquirieron los pliegos de bases y condiciones del llamado,…

Al igual que a la hora de negociar aumentos salariales, empresarios y sindicalistas estarán enfrentados, pero en este caso por la televisión digital. El PIT-CNT y un conjunto de cámaras empresariales competirán por quedarse con un canal de televisión comunitario.

Son las únicas dos instituciones que adquirieron los pliegos de bases y condiciones del llamado, a un día del cierre de la competencia pública.

Sobre el mediodía de ayer, los empresarios, a nombre de la Cámara de Industrias del Uruguay, adquirieron el documento a un precio de $ 1.000 ante la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación (Ursec), y se convirtió de esa forma en el segundo interesado oficial, informaron a El Observador fuentes oficiales. La compra de los pliegos es requisito excluyente para presentarse al llamado.

Del proyecto empresarial participan, además de Industrias, la Cámara de Comercio y la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

El PIT-CNT había comprado el pliego el lunes 22 de junio. Ese día terminaba el plazo para presentar propuestas, pero el Poder Ejecutivo lo extendió 10 días, y ahora recibirá propuestas hasta las 15 horas de mañana, jueves 1º de agosto.

Una fuente empresarial aseguró ayer a El Observador que el proyecto para competir por un canal había sido descartado, hasta que el gobierno accedió a postergar la fecha límite de presentación. Fue allí que la idea reflotó, y ahora trabajan para entregar un proyecto.

El gobierno estableció en el llamado que sean dos los canales completos a asignar, pero es difícil que se otorguen los dos. En cada canal, los adjudicatarios podrán emitir en una señal HD (alta definición) y otro espejo en SD (estándar), como mínimo. Si quieren incluso, podrán tener dos señales con programación diferente, al igual que los canales comerciales y emisión por dispositivos móviles.

El pliego de bases y condiciones exige a los postulantes a un canal de televisión digital comunitario presentar documentos extensos sobre el objetivo, fundamento, financiación, estrategia de comunicación. Requiere que los responsables demuestren su “solvencia moral”. Deben detallar las inversiones y los mecanismos de financiamiento, cuáles serán sus costos operativos y política de recursos humanos. Los proyectos serán analizados en un plazo de 30 días por una comisión honoraria. Al igual que en el caso del llamado de la televisión digital comercial, los canales comunitarios deberán comenzar a emitir como mínimo cuando se cumpla un año de la asignación.

Fuente: EL OBSERVADOR  ACTUALIDAD 31/07/2013 Página 5