Empresas no dan aumento salarial hasta alcanzar los acuerdos

Hasta el momento hay acuerdo en cerca del 70% de los consejos, según estiman las autoridades, y —salvo casos particulares— los incrementos serán retroactivos al 1º de julio.

El Centro de Almaceneros, Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), por ejemplo, ha aconsejado a sus afiliados a que “esperen” antes de liquidar los sueldos con los nuevos incrementos. Cambadu participa en el consejo del comercio minorista de la alimentación (autoservicios, minimercados, venta de verduras y frutas, almacenes, entre otros), donde se firmarían hoy los acuerdos. También integra el grupo de hoteles, restaurantes y bares, donde la firma de los acuerdos se realizará esta semana en Colonia del Sacramento.

“El aumento no es ley hasta que no se firme, porque a último momento pueden cambiarse algunos conceptos. En nuestro caso la firma de acuerdos no pasará de esta semana y la gente tendrá que empezar a cobrar como sea”, dijo a El País el vicepresidente de Cambadu, Daniel Fernández.

El aumento para estos sectores sería de 9,55% y además se fijarán mínimos salariales en 40 categorías.

LIQUIDACION. Una situación similar se presenta en los sectores comercio y servicios, donde la firma de acuerdos está a punto de concretarse y la mayoría de las empresas no aplicará todavía el nuevo aumento, que sería de 9,13% para las firmas que no hayan realizado ajustes en el último año.

“En general se liquidan los sueldos de acuerdo a los salarios vigentes y se sigue con interés y atención la definición de los consejos, lo que ameritará eventuales reliquidaciones”, explicó el asesor letrado de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos.

La mayoría de las empresas del sector liquidan los sueldos en general entre el 4 y el 6 de cada mes, y el aumento sería de 9,13%. De todos modos, Mailhos aclaró que muchas empresas tienen la “liquidación pronta” y los acuerdos “no saldrán en tiempo hábil” para ser aplicados correctamente este mes. En esos casos se realizarían ajustes en el salario del próximo mes.

La situación es aún menos clara en otros sectores. Es el caso de la enseñanza privada, donde empresas y trabajadores habrían llegado a un acuerdo para que el aumento recién se aplique en el sueldo de setiembre y que exista otro incremento en febrero de 2006.

Las empresas de la industria esperarán a que los acuerdos estén firmados y homologados por el Poder Ejecutivo, dijo el vicepresidente de la Cámara de Industria, Ruben Ordoqui.

El empresario sostuvo que el gobierno debe tener claro que se han incrementado los costos y que tal vez algunas empresas no tengan capacidad de dar aumento salarial, “y menos con retroactividad”. Aclaró que hay sectores heterogéneos y que “forzar acuerdos” puede generar dificultades en la creación de empleo.

Mientras, en el transporte de carga aún se discute un nuevo sistema de remuneraciones, que podría basarse en una fórmula de pago por kilómetros realizados. “Por eso no sería conveniente que los empresarios dieran ya los aumentos”, afirmó el presidente de la Intergremial del Transporte Profesional de Carga Terrestre, Ernesto Toledo.