AGUSTINA DE LOS REYES Todos los indicadores del mercado de trabajo empeoraron en enero, en relación a diciembre, impulsados por un fuerte deterioro de la situación laboral en Montevideo. La tasa de empleo fue la menor en 32 meses, tras perderse 111.200 trabajos. En enero, la tasa de empleo disminuyó 4,2 puntos porcentuales frente a…

AGUSTINA DE LOS REYES

Todos los indicadores del mercado de trabajo empeoraron en enero, en relación a diciembre, impulsados por un fuerte deterioro de la situación laboral en Montevideo. La tasa de empleo fue la menor en 32 meses, tras perderse 111.200 trabajos.

En enero, la tasa de empleo disminuyó 4,2 puntos porcentuales frente a diciembre y se ubicó en 57,95% de la Población en Edad de Trabajar (PET), la menor desde mayo de 2010. Además esa caída fue la mayor desde al menos 2006. En términos absolutos implica que se destruyeron aproximadamente 111.200 puestos de trabajo en enero.

Si se compara con el mismo mes de 2012, la caída en la tasa de empleo fue de casi dos puntos porcentuales (había sido de 59,7% en enero de 2012).

La baja de la tasa de empleo fue más abrupta en Montevideo, donde pasó de 65,1% en diciembre a 58,5% en enero (6,5 puntos porcentuales). En el comparativo con enero de 2012, la baja fue algo menor, de 2,4 puntos. Mientras que en el Interior la misma descendió a 57,5% desde el 60% de diciembre y desde el 58,9% de enero de 2012.

Sin embargo, no todos los empleados que quedaron sin trabajo en enero se volcaron al mercado laboral, lo cual se refleja en una caída en la tasa de actividad. Eso implicó que la tasa de desempleo aumentara tanto.

La tasa de actividad, que mide la cantidad de personas que trabajan o buscan empleo en relación a la PET, registró un descenso de 3,6 puntos porcentuales en enero, en comparación con diciembre, situándose en 62,1%, el menor nivel en casi cuatro años. Así, los activos bajaron en 97.000 personas, totalizando 1.679.800 aproximadamente.

De esta forma, la tasa de desempleo trepó a 6,7% de la Población Económicamente Activa (PEA) en enero, desde el 5,5% en diciembre, lo que significó un aumento de cerca de 14.000 desocupados en el mes. Así, el total de desempleados a enero fue de 111.800 personas. Respecto a enero de 2012, el desempleo creció un punto (había sido 5,7% de la PEA aquella vez).

En Montevideo la tasa de desempleo se ubicó en 7,3%, mientras que en el Interior el incremento llegó a 6,2%.

Por su parte, el empleo en condiciones de informalidad, es decir, aquellos que no están inscriptos en la seguridad social, descendió a 25% en enero, frente al 26,9% que había marcado en diciembre.

SITUACION. Los desocupados que no exigen ningún requisito a la hora de buscar un empleo son el 53,7% del total, lo que indica un leve aumento respecto a la cifra de diciembre (52,9%).

El resto de los desocupados (46,3%), atribuyen su condición a alguna razón particular por la cual no encuentran el tipo de trabajo que buscan. De estos, el 27,5% no encuentra un trabajo acorde a su conocimiento o experiencia, según los datos de enero, frente al 26,6% de diciembre.

En menor medida, la jornada de baja carga horaria es otro atributo que busca el 6,4% de los desempleados, frente al 3,4% que eran en diciembre.

Solamente el 2,4% señala como obstáculo para encontrar trabajo las condiciones salariales o el horario especial.

Fuente: EL PAIS  ECONOMIA 06/03/2013 Página 17