El ministro de Economía y Finanzas, Alejandro Atchugarry, responderá hoy a los partidos sobre las medidas que el gobierno se dispone a impulsar —por vía administrativa— para solucionar el endeudamiento interno, lo que podría contribuir a descomprimir una delicada situación política derivada de las intenciones del Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA) de promover una ley de…

El ministro de Economía y Finanzas, Alejandro Atchugarry, responderá hoy a los partidos sobre las medidas que el gobierno se dispone a impulsar —por vía administrativa— para solucionar el endeudamiento interno, lo que podría contribuir a descomprimir una delicada situación política derivada de las intenciones del Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA) de promover una ley de suspensión de ejecuciones, a lo que el Poder Ejecutivo se opone.

Atchugarry evaluó este fin de semana las propuestas y hoy responderá a los partidos, dijeron a El País fuentes cercanas al ministro.

Los partidos, a su vez, abrirán a continuación una instancia de proceso interno y decisión sobre el planteo oficial, a pocas horas —quizás el mismo día martes— de que la Cámara de Representantes trate el proyecto del EP-FA.

Durante el fin de semana, los contactos no cesaron. El sábado, el senador nacionalista Francisco Gallinal se reunió con Atchugarry para plantear agregados a la fórmula negociada entre el ministro y los representantes de la banca. Admitió que en último caso, estaría dispuesto a apoyar una ley.

Gallinal, cuyos dos votos en la Cámara Baja son claves para determinar el eventual suceso político de la ley que promueve el EP-FA, planteó a Atchugarry que la salida que se está instrumentando contemple también a los pequeños comerciantes endeudados y a los particulares que tienen atrasos con las tarjetas de crédito. Además, reclamó un apoyo explícito a la refinanciación de los acreedores y la exoneración del Impuesto al Patrimonio por tres años de los buenos pagadores (incluido en proyecto de ley sobre exoneración del IVA).

A su vez, Gallinal adelantó que para evitar una ley de suspensión de ejecuciones es necesario que la salida administrativa dé garantías a los deudores y sea lo más amplia posible. Destacó “la necesidad de que la suspensión de ejecuciones de hecho, por el plazo de 45 días (que es el plazo que originalmente pensamos conveniente para encontrar una solución) tenga el consentimiento, la adhesión explícita de los acreedores. Si la solución administrativa es lo suficientemente contundente y abarcativa y hay garantías de que se respeta, bienvenida. Si no, estamos dispuestos a ir a la ley”, anunció.

APOYO. Como complemento de las medidas administrativas, los bancos se comprometieron ante el ministro Atchugarry para suspender las ejecuciones judiciales por 30 días, dejando un plazo hasta el 30 de junio para que los deudores en dólares se presenten a firmar un acuerdo de refinanciación, en tanto las entidades bancarias se tomarían 15 días más para responder la solicitud —coincidiendo con la feria judicial menor— lo que abarcaría el reclamo de 45 días que se instaló en el Parlamento.

Los bancos podrían aceptar también un planteo del Partido Nacional en cuanto a reducir la cuota de los préstamos hipotecarios y prendarios a la mitad del valor de emisión y no hasta en 2/3 según la primera fórmula acordada.