Los países del grupo también combatirán las prácticas desleales.

Los países del G20 se mostrarán a favor del libre comercio en la declaración final de la cumbre que sus líderes celebran en Hamburgo (Alemania), aunque reconocerán también el derecho a emplear “instrumentos legítimos de defensa comercial”.

Según confirmaron a Efe fuentes de los equipos negociadores, las economías industrializadas y emergentes han logrado cerrar el texto en torno a la cuestión comercial, uno de los puntos más controvertidos de la cumbre por las precauciones de Washington a este respecto.

El texto subraya el apoyo de todos los participantes, entre los que se encuentran EE.UU., China y la Unión Europea (UE), a un comercio internacional libre y justo, defiende los mercados abiertos y condena el proteccionismo discriminatorio mediante aranceles o regulaciones.

No obstante, en lo que se entiende como una cesión a EE.UU., abre la puerta a que un gobierno pueda tomar medidas concretas, que no se especifican en el texto, para protegerse de prácticas comerciales consideradas injustas.

Sin embargo, los equipos de las distintas delegaciones aún no se han puesto de acuerdo en la cuestión del cambio climático, donde no se han conseguido limar las diferencias que persisten entre las diferentes posturas.

La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció ayer tarde que los negociadores tenían un “gran trabajo por delante”, porque las conversaciones sobre comercio internacional era “muy difíciles”.
El viraje de EE.UU .en materia comercial desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia ha dificultado el consenso en torno a este punto, que hasta el año pasado no había ocasionado controversias. Además, Merkel destacó también que los negociadores tenían aún que estudiar cómo se iban a formular los diferentes criterios tras la salida de EE.UU. del Acuerdo de París, el único instrumento global para luchar contra el cambio climático.

Fuente: El País