INFORME | Estudio de la Ursea muestra el impacto del nuevo combustible en Montevideo y Ciudad de la Costa La llegada del gas natural a Montevideo puede generar rebajas de entre 9% y 30,8% en prácticamente todas las tarifas para clientes residenciales, excepto en un caso donde habría aumentos de hasta 18,8%, dependiendo del consumo mensual…

INFORME | Estudio de la Ursea muestra el impacto del nuevo combustible en Montevideo y Ciudad de la Costa

 

La llegada del gas natural a Montevideo puede generar rebajas de entre 9% y 30,8% en prácticamente todas las tarifas para clientes residenciales, excepto en un caso donde habría aumentos de hasta 18,8%, dependiendo del consumo mensual que tengan, según un informe de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea).

Asimismo, con la llegada del gas natural a Ciudad de la Costa, las tarifas bajarán entre 26,9% y 47,7% por mes, también en función del consumo mensual que haya, de acuerdo con el mismo estudio.

En el caso de Montevideo y la factura de Gaseba, el informe de la Ursea explica que la sustitución del gas manufacturado por gas natural implicará cambios en la cantidad que se consume. Esto se debe a que el gas natural tiene mayor poder calorífico, por lo que hervir un litro de agua implicará la mitad de combustible que antes.

En cuanto a las facturas, el estudio indica que los costos para el cliente pueden subir o bajar, dependiendo de su patrón de consumo.

Para explicar esto, la Ursea propone cinco casos para los hogares, como puede observarse en la infografía adjunta.

EJEMPLOS. El primero es el consumo de cuatro metros cúbicos de gas manufacturado (equivalente al funcionamiento de una cocina durante dos horas acumuladas en un mes), el segundo es un consumo de nueve metros cúbicos, el tercero es el consumo de 26 metros cúbicos (equivalente al funcionamiento de una cocina durante 15 horas acumuladas en un mes), el cuarto caso es un consumo mensual de 156 metros cúbicos (se agrega el funcionamiento de una caldera para calentar agua durante 30 horas en un mes) y el quinto ejemplo es un consumo de 482 metros cúbicos de gas manufacturado, equivalente al funcionamiento de una cocina durante 15 horas, una caldera de calentamiento de agua durante 30 horas y calefacción durante 150 horas en el mes.

Según el informe de Ursea, en el primero de los ejemplos, con el gas natural se debería verificar una baja en el costo total de 9%, aunque en el segundo caso corresponde un aumento de 18,8%, debido al costo variable del consumo.

Para los siguientes tres ejemplos, el pago mensual por utilización de gas natural debería reducirse 9,2%, 24,7% y 30,8%, respectivamente.

El organismo recuerda que es el Poder Ejecutivo quien fija las tarifas máximas permitidas en el servicio de gas distribuido por redes y que en la actualidad “Gaseba aplica una tarifa menor que la máxima permitida por el Poder Ejecutivo para consumos anuales de menos de 200 metros cúbicos, mientras que para aquellos por encima de esa cantidad aplica el máximo permitido”.

Los casos 1 y 2 elaborados por la Ursea se encuadran dentro de la categoría que Gaseba tarifa por debajo del máximo permitido. “En caso de que la empresa aplicara dicho máximo, implicaría un aumento sobre las facturas de gas manufacturado de 62% y 83% respectivamente”, señala el informe.

CIUDAD DE LA COSTA. Al contrario que en Montevideo, el volumen de gas consumido aumenta con la llegada del gas natural, dado que sustituye al gas propano, que tiene mayor poder calorífico (aproximadamente un tercio más).

De todas maneras, según la Ursea, “en general se percibirá una reducción en el monto total de la factura, si se mantienen los mismos patrones de consumo”.

Al igual que con Gaseba, se ofrecen cinco ejemplo, con consumo de gas propano por mes de 1,33 metros cúbicos, 3 metros cúbicos, 8,6 metros cúbicos, 52 metros cúbicos y 159 metros cúbicos.

En estos ejemplos, la rebaja en la tarifa por uso de gas natural es mayor cuanto más chico es el consumo.

Así, para el primer caso la rebaja es de 47,7%, para el segundo es de 45,2%, para el tercero de 39,8%, para el cuarto de 29,9% y para el quinto de 26,9%.