Gallinal pide reformas estructurales, como la creación de un referente estatal para coordinar políticas del área social El gobierno confirmó que propondrá un proyecto de ley de Rendición de Cuentas de artículo único y gasto cero, en tanto el Partido Nacional y el Encuentro Progresista todavía no han definido una estrategia y están a la…

Gallinal pide reformas estructurales, como la creación de un referente estatal para coordinar políticas del área social

El gobierno confirmó que propondrá un proyecto de ley de Rendición de Cuentas de artículo único y gasto cero, en tanto el Partido Nacional y el Encuentro Progresista todavía no han definido una estrategia y están a la espera del planteo gubernamental. El Poder Ejecutivo tiene plazo hasta el próximo lunes para presentar el proyecto.

El titular del Senado, Luis Hierro López, ratificó a El País la idea del gobierno y en particular del ministro de Economía, Alejandro Atchugarry.

Hierro comentó que en las próximas horas se pondrá en contacto con las distintas bancadas para conversar sobre el tema y pedir apoyo para cumplir con la intención del gobierno.

“Estimamos que no se pueden hacer concesiones”, dijo Hierro.

La Rendición de Cuentas de este año será la última de este período de gobierno —según lo establece la Constitución de la República— y la primera después de la ruptura de la coalición.

El senador herrerista Luis Alberto Heber indicó que sería “una gran desilusión” que el gobierno enviara un proyecto “sin ideas transformadoras”.

“Estamos esperando cambios estructurales en el Estado y suponemos que no se concretará un proyecto con artículo único”, consignó el legislador blanco.

IRP. En ese sentido, los blancos consideran que el proyecto debería contener la iniciativa presentada por el senador Jorge Larrañaga —apoyada por toda la colectividad— que prevé la derogación del adicional al Impuesto a las Retribuciones Personales (IRP) aprobado en el ajuste fiscal de mayo de 2002. La norma estableció que ese adicional regiría hasta el 31 de diciembre de 2003, pero también facultó al Poder Ejecutivo a extender la vigencia en 2004 si no hay condiciones económicas para darle la baja.

El senador Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista) indicó a El País que sería una “buena oportunidad” para impulsar “reformas estructurales profundas”.

Particularmente, dijo que esas reformas deberían apoyarse en la inversión social. Gallinal destacó que habría que definir “un referente estatal” que coordine la acción con los organismos privados que actúan en el área social.

“Habría que darse un plan nacional de salud y fortalecer —dentro de ese referente— a la educación y el área de alimentación”, advitió el legislador nacionalista.

“Paralelamente —agregó— es necesario un aumento inmediato de la obra pública, para revitalizar la economía y el empleo”.

Según estudios de los técnicos que trabajan en su sector, Gallinal dijo que habría que disponer un punto adicional del Producto Bruto Interno (PBI) para la obra pública.

En tanto, el diputado herrerista Gustavo Penadés, informó a El País que el Partido Nacional pedirá la comparecencia de todos los ministros ante el Parlamento, a los efectos de evaluar el grado de ejecución de los diferentes programas.

“Queremos hacer un estricto seguimiento de los números, para verificar si efectivamente hubo una reducción del gasto, según lo establecido por el Ministerio de Economía”, afirmó Penadés.

Asimismo, entre los planteos que el nacionalismo podría sugerir para incorporar al proyecto, citó la posibilidad de una redistribución de fondos presupuestales, dando prioridad a los programas sobre políticas sociales.

Penadés descartó todo petitorio de aumento del gasto.

SENSATO. Mientras, en filas de la izquierda todavía no hay definiciones, aguardando por la actitud que finalmente adopte el gobierno. Así lo consignó a El País el senador Alberto Couriel (Vertiente Artiguista).

Por su parte, el diputado del Partido Independiente, Pablo Mieres, dijo que “parece sensato” que el gobierno “no abra” la Rendición de Cuentas visto la situación del país y las dificultades que debería recorrer ya que no tiene mayorías en el Parlamento. No obstante, Mieres confió que tampoco su sector ha realizado un análisis a fondo del tema.

Días pasados, el diputado Ronald Pais, en nombre de la bancada del Foro Batllista, pidió que la Rendición de Cuentas contemple en sus contenidos la construcción de una cárcel para 600 reclusos. Fuentes oficiales indicaron a El País que esa obra no será posible llevarla adelante en las actuales circunstancias.