La Cámara de Comercio remarcó ayer que comparte el objetivo de disminuir la cantidad de accidentes laborales y advirtió que el proyecto propuesto no cumplirá con esa meta por no establecer condiciones ni “cultura de prevención”. Afirmó que el texto que llegará al Senado modificará el seguro obligatorio de accidentes de trabajo, reduciendo la cobertura…

La Cámara de Comercio remarcó ayer que comparte el objetivo de disminuir la cantidad de accidentes laborales y advirtió que el proyecto propuesto no cumplirá con esa meta por no establecer condiciones ni “cultura de prevención”.

Afirmó que el texto que llegará al Senado modificará el seguro obligatorio de accidentes de trabajo, reduciendo la cobertura que debería brindar a los empresarios, y sostiene que establece potestades específicas de denuncia y seguimiento a los damnificados de accidentes laborales, “ubicándolos en una situación distinta en el proceso penal que al resto de los ciudadanos en otras situaciones de accidentes”. La Cámara recordó que no se tuvieron en cuenta las propuestas que presentó al Parlamento y al PIT-CNT, y afirman que el texto de Diputados tampoco considera la responsabilidad de los trabajadores en los accidentes de trabajo, “incumpliendo con las disposiciones de la Organización Internacional del Trabajo”.

Para los empresarios del comercio, la proyectada ley afectará el desarrollo de la actividad empresarial, en especial, a los micro y pequeños empresarios y a empleadores de servicio doméstico, entre otros, quienes disponen de menores recursos para la prevención de los accidentes y eventualmente para la defensa de sus derechos”. La Cámara de Comercio se declaró en sesión permanente y anunció que analizará “todas las vías que, ajustadas a Derecho, correspondan para la defensa de los empresarios”, expresó el comunicado. (ver aviso en página 7).

Reunión

Las 24 cámaras empresariales se reunirán el lunes, un día antes de la votación del Senado del proyecto de responsabilidad penal, y expresarán su opinión contraria al texto aprobado en Diputados. El presidente de los industriales, Javier Carrau, comentó ayer que la ley es mala. “Nadie quiere que haya accidentes de trabajo, pero esta ley no soluciona el problema”, comentó. Los empresarios siguen de cerca el debate político, aunque esta vez no harán contactos con los legisladores para explicar su posición. Carrau dijo que la norma que se votará no habla de prevención ni de capacitación y solo responsabiliza a empresarios, cuando en un accidente no siempre la responsabilidad es de una de las partes.