Benavente estimó pertinente reflexionar sobre varios puntos que ‘deberían estar en la agenda de corto plazo’. Ello, porque esta crisis debe servir ‘para darnos cuenta’ que algo estructural tenemos que cambiar y ! que el ‘equilibrio perverso’ en que vivimos nos impide el crecimiento futuro.En primer lugar sostuvo que es necesario ratificar la ‘confianza’ en…

Benavente estimó pertinente reflexionar sobre varios puntos que ‘deberían estar en la agenda de corto plazo’. Ello, porque esta crisis debe servir ‘para darnos cuenta’ que algo estructural tenemos que cambiar y ! que el ‘equilibrio perverso’ en que vivimos nos impide el crecimiento futuro.

En primer lugar sostuvo que es necesario ratificar la ‘confianza’ en los mecanismos de mercado. ‘O creemos en esos mecanismos o hacemos una economía dirigista’, sentenció.

A su juicio, cada vez que se produce ‘una intervención estatal se ve que en realidad ‘lo que se está cuestionando es el papel del Estado y el papel del mercado’. Consecuentemente, se preguntó si el papel del Estado ‘es defender a Ancap y a UTE o es defender al usuario’. Por tanto, se debe tener claro cual es la estrategia y responder a la pregunta sobre si el Estado ‘debe seguir gestionando las empresas públicas’.

Derecho de propiedad e Inversión

En segundo lugar enfatizó que ‘si estamos en una economía de mercado’ debemos ‘respetar el derecho básico de esa economía que es el derecho de propiedad’. Recalcó que en el Parlamento se pone en tela de juicio el derecho de propiedad con proyectos que ‘afortunadamente! no prosperan’, pero el solo hecho de discutirlos es ‘negativo para la inversión’, pues el inversor ve que ‘esas posturas no salen pero siempre están en la discusión’.

En cuanto al financiamiento de las inversiones que debe recibir el país para crecer, destacó un tema de estrategia. En ese caso se cuestionó sobre si tiene sentido que ‘Uruguay haya abierto el Nuevo Banco Comercial’.

Sostuvo que tenemos una banca extranjera con respaldo internacional que ‘responde hasta el último peso si no es por riesgo político’ y una banca estatal que se ‘está fortaleciendo con una serie de reestructuras’.

Benavente también fue crítica sobre la situación de los bancos estatales cuando se preguntó si tiene sentido, ‘para no tener un enfrentamiento con un sindicato’, mantener otra estructura estatal como el Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) que da ‘cíclicamente problemas’. Ante ese panorama en el sistema bancario, ‘no podemos esperar que por el lado bancario venga la solución al! financiamiento por lo que hay que crear nuevos instrumentos’ como por ejemplo el fideicomiso que está a estudio en e! Parlamento. Ese instrumento ‘le ha servido a muchos países para el día después de crisis financieras importantes’.

La apertura comercial

El tercer punto de sus reflexiones fue el tema de la apertura comercial. Reconoció que ‘tenemos un desuno en el Mercosur pero no es necesariamente el destino más óptimo para un país de las dimensiones de Uruguay, habida cuenta de la escasa vocación de apertura de nuestros socios’. Uruguay ‘no debería descuidar de presionar’ para tener un Arancel Externo Común (AEC) ‘lo más bajo posible’. Mientras tanto, con el Alca y la UE, Uruguay ‘debe presionar para que el Mercosur no sea una zona cerrada en sí misma’. Por último se refirió al peso del Estado en la economía. Al respecto, sostuvo que tenemos dos caminos: el primero es el actual ‘no mato de hambre, la inflación es 20% y yo doy 2% de aumento salarial y eso es ! un ajuste por precios’. Benavente se cuestionó ‘cuánto tiempo se puede resistir así’. El segundo camino ‘es más sano, hacer un ajuste por cantidades y tener problemas una sola vez’ porque ‘si lo hago bien con un seguro de paro generoso y cierro una serie de estructuras estatales y lo implemento bien, es más positivo’.

Sostuvo que ‘si se cierran ocho ministerios ahorramos 500 millones de dólares por año’ y aún implementando ‘un seguro de paro muy generoso se ahorrarían 150 millones’.

A su juicio hay dos países; ‘uno con desempleo con baja de salario nominal que es el privado y hay otro que tiene empleo asegurado y un ajuste que es magro pero existe’, que es el público.