Con la iniciativa de la firma Lanzaro&Acle, varios carpinteros, lustradores, vidrieros, metalúrgicos y diseñadores se asociaron estratégicamente en un Núcleo Empresarial, para poder realizar un catálogo con 180 productos de mueblería y contratar un espacio permanente de 14üm2 en la mayor feria de muebles de EEUU. Ya lograron sus primeras exportaciones y se preparan para…

Con la iniciativa de la firma Lanzaro&Acle, varios carpinteros, lustradores, vidrieros, metalúrgicos y diseñadores se asociaron estratégicamente en un Núcleo Empresarial, para poder realizar un catálogo con 180 productos de mueblería y contratar un espacio permanente de 14üm2 en la mayor feria de muebles de EEUU. Ya lograron sus primeras exportaciones y se preparan para la presentación de octubre de este año.

Carlos Lanzare, diseñador de muebles de calidad, nunca imaginó en junio de 2000 que tres años más tarde iba a terminar preparando muestras para 180 productos distintos, un catálogo y designando nueve representantes en 29 estados para poder ingresar al mercado de EEUU. Luego de recorrer miles de quilómetros en avión, presentarse en cinco ferias consecutivas, conseguir el apoyo y la capacitación de la Red Propymes y la Cámara Nacional de Comercio y Servicios para nuclearse con empresas de distinto rubro y de la firma Akzo-Nobel para mejorar la terminación de los productos, Lanzaro considera que el esfuerzo valió la pena.

180 PRODUCTOS DIFERENTES
Este año ya consiguieron exportar (con el 100% del ciclo terminado) a Florida, Nebraska, Omaha, Michigan, Chicago y lowa muebles catalogados de High End. El show room en la feria de High Point, Carolina del Norte, cuesta U$S 35.000 al año y ahí están expuestos los muebles uruguayos.

La madera nacional más utilizada en la fabricación de estos muebles es el eucaliptus batoví, que se está usando mucho para poder ajustar el diseño al precio que está dispuesta a pagar una cadena norteamericana, para un producto de menor calidad, y algo de ciprés y fresno. En cuanto a las maderas importadas se utilizan principalmente roble, cedro, caoba y fresno.

‘Nosotros empezamos este emprendimiento hace tres años y medio. En enero de 2000 ingresamos en Estados Unidos, pensando y ! buscando soluciones alternativas, y visitamos primero la Florida y luego Nueva York, donde había una feria importantísima en el Challenge Center. Esta feria, de gran prestigio, está dirigida al regalo y atienden desde material para quioscos hasta casas de regalos, es decir, huy un sector que está dedicado al alhajamiento del hogar’, cuenta Lourdes Acle socia responsable de Lanzaro&Acle.

La empresaria comentó la forma en que la empresa trabaja, luego de un proceso de búsqueda de alternativas: ‘Nosotros diseñamos y subcontratamos la fabricación en plaza y para la región, ya que hemos tenido clientes en el sur de Brasil y en Argentina’.

‘Visitamos la feria en Nueva York y ese año 2000 hicimos nuestra exploración del mercado. En abril fuimos a Carolina del Norte, High Point, donde existe la feria más importante de la industria del mueble en Estados Unidos. Son 120 hectáreas cubiertas de muebles en exposición’, señaló.

‘En Chicago, en abril de aquel año, llevamos una carpeta con diseños, con propuestas. Nos invitaron a participar en la feria de junio para exponer. Los ejecutivos americanos se pusieron a pensar con nosotros dónde y cómo podríamos exponer’.

Lanzaro explicó que ‘la organización es específica para la industria del mueble. Son ferias puramente empresariales. Nos mandaron información sobre posibles interesados en la guía de expositores y visitantes de la feria. Aprendimos muchísimo, tuvimos nuevas entrevistas, desarrollamos nuestro primer catálogo, que hoy consideramos folleto. Todo esto con mucho esfuerzo económico, intelectual, de todo orden’.

Los diseños de Lanzaro & Acle son propios y se realiza una pieza para cada diseño. ‘Empezamos con siete juegos de mesa. juegos de mesa de living. Hoy en día tenemos 180 productos diferentes’, manifiesta el diseñador.
‘Entre uno y tres contenedores por mes es lo que ustedes pueden fabricar para una cadena de tienda y hay unas 50 cadenas por mes. No les va a llevar menos de dos a tres años hacer negocios aquí’, recuerda que les comentaron los norteamericanos.

‘Y volvimos. Determinamos que el lugar para entrar al mercado americano era High Point, ya que era la feria para el hogar. Decidimos contratar un espacio, también en High Point, ese mismo año, con el apoyo de la Embajada en Estados Unidos y la Cámara de Comercio aquí’.

Lanzaro explica que la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, integrante de la Red Propymes, los apoyó muchísimo. ‘Fuimos a buscar apoyo económico a la Cámara y recibimos la propuesta de armar un Núcleo Empresarial, que fue el primer grupo vertical, abarcando desde la materia prima hasta la comercialización en Estados Unidos, incluyendo todas las instancias de producción y comercialización. Es una alianza estratégica que está vigente, y que funciona como tal. Todos los integrantes continúan siendo independientes y comparten el riesgo y la ganancia’.

Lanzaro comenta que contabilizando el núcleo, ya se-lleva invertidos ! en este emprendimiento unos 450.000 dólares. El núcleo aglutina principalmente carpinterías, taller de lustre y esculturas. Después hay un núcleo inmediato de empresas (vidriería, madererías, metalúrgicas, marmolerías).

‘En octubre del año pasado y en abril de este año, llevamos el personal de estas empresas de terminación a los Estados Unidos, a visitar las plantas’. La capacitación fue realizada sin cargo por Akzo Nobel, como una apuesta a este emprendimiento industrial. Esta experiencia se tradujo en un mayor conocimiento in situ de las modalidades de trabajo, redundando en beneficio directo del proyecto.

El director de Lanzaro&Acle considera que en la próxima feria en octubre podrán concretar mayores negocios por la experiencia y ‘el derecho de piso’ pagado en estos años. Un catálogo de primer nivel (80.000 dólares de costo de producción, incluidas nuevas piezas) con todas las especificaciones de los productos, orgullo de Lanzaro, es otra herramienta fundamental a ! la hora de presentarse en un mercado tan exigente.

Por otra parte, la firma está cumpliendo un contrato de diseño -conseguido también por su participación en estas ferias- con una firma canadiense que se dedica a vender los productos y fabricarlos en Canadá o China.