Espectador

La carne bovina y la celulosa se mantuvieron un año más como los principales productos uruguayos exportados en 2016 y China siguió siendo el principal destino de ambos productos.

El Informe Anual de Comercio Exterior atribuyó la segunda caída consecutiva de las exportaciones del país -ya en 2015 cayeron un 11,6 %- a las malas condiciones climáticas que afectaron a algunos de los principales cultivos del país, y a los precios de referencia internacionales que “tendieron a la baja” y repercutieron en “menores valores exportados”.

Aun así, Uruguay XXI matizó que en los dos últimos meses del año se registró una recuperación de las exportaciones que llevaron a que en diciembre se ingresaran 707 millones de dólares, un 5 % más que en el mismo período del año anterior.

En cuanto a los bienes exportados, la carne bovina, que lideró el ránking de ventas uruguayas un año más, marcó un nuevo récord al rondar las 420.000 toneladas, pero los precios promedio de exportación se redujeron cerca del 10 %, lo que se materializó en unas ventas totales por 1.443 millones de dólares.

China y Estados Unidos fueron el destino de casi 50 % de las ventas de este producto.

Sin embargo, la celulosa tuvo un volumen de exportación levemente inferior en 2016 respecto a 2016 (cerca del 2 %) que supuso un ingreso de unos 1.242 millones de dólares.

Nuevamente, el destino del segundo producto más exportado fue China, con una participación cercana al 37 %, mientras que Países Bajos recibió aproximadamente un 25 %.

Por su parte, la soja fue el tercer producto más vendido al exterior, afectado por las condiciones climáticas que, según el informe, perjudicaron a los cultivos a niveles de producción, logística y cosecha.

En este sentido, los volúmenes exportados fueron un 23 % inferiores respecto a 2015, aunque la subida del precio promedio por tonelada permitió compensar “levemente” las menores cantidades producidas.

Respecto a otros principales destinos diferentes a China, que representó una participación del 22 % del total exportado, las ventas externas a Brasil experimentaron en 2016 un crecimiento de 2 % respecto al año anterior y superaron los 1.322 millones de dólares.

Por otro lado, las importaciones de bienes en el país -sin considerar petróleo y derivados- alcanzaron los 7.387 millones de dólares en 2016, cifra un 13,6 % inferior a la registrada en el año anterior.

Los principales bienes importados sufrieron importantes retracciones ya que los insumos para los molinos eólicos cayeron un 30 %, los vehículos un 20 % y la vestimenta un 10 %.

Para 2017, las proyecciones de la agencia indican que las exportaciones de bienes aumentarán en torno al 6 %, fundamentalmente debido a la “recuperación de los volúmenes exportados y el mantenimiento y eventual aumento de los precios”.

Asimismo, Uruguay XXI se aventuró a pronosticar un aumento para 2018, en el caso de que se mantengan “las condiciones del escenario actual”.

Fuente: Espectador.com