El Ministerio de Trabajo (MTSS) no podrá concluir la negociación colectiva el 30 de septiembre como tenía previsto. No hay acuerdo entre partes por salarios; denuncian que el gobierno tranca convenios porque superan pautas previstas. Consejo Superior de Salarios se reunirá el jueves 26. Foto: Ariel Colmegna. Hasta el viernes pasado de 150 mesas de…

El Ministerio de Trabajo (MTSS) no podrá concluir la negociación colectiva el 30 de septiembre como tenía previsto. No hay acuerdo entre partes por salarios; denuncian que el gobierno tranca convenios porque superan pautas previstas.

Consejo Superior de Salarios se reunirá el jueves 26. Foto: Ariel Colmegna.

Hasta el viernes pasado de 150 mesas de diálogo abiertas en los Consejos de Salarios apenas tres habían logrado firmar un acuerdo. En ese marco el Ministerio de Trabajo (MTSS) espera que en esta semana se produzca una “catarata de acuerdos”, según aseveró el jueves pasado el ministro Eduardo Brenta.

Hasta ahora firmaron su convenio salarial las empresas de limpieza, transporte escolar y un sector de la intermediación financiera (Fondos Complementarios).

El ministro y los principales jerarcas del MTSS instruyeron a los jefes de grupo para que aceleren el proceso de nebgociación. Sin embargo, a la vista de que los acuerdos no se alcanzarán en los plazos fijados por el MTSS las cámaras empresariales y los sindicatos coinciden en que será necesario aplicar una prórroga para el cierre de la ronda salarial.

De hecho el jueves 26 se reunirá el Consejo Superior de Salarios (CSS) para analizar la marcha de la negociación colectiva y se supone que allí el MTSS fijará las condiciones de la prórroga de las conversaciones, según confirmaron a El País fuentes de las cámaras empresariales y del Pit-Cnt.

Las diferencias que impiden los acuerdos entre empresarios y sindicalistas tiene que ver con los incrementos salariales pero también con la decisión del gobierno de trabar aumentos que superen sus pautas, confirmó a El País el dirigente de la Federación del Comercio y los Servicios (Fuecys), Ismael Fuentes.

“Hay algunos grupos que están en condiciones de cerrar pero creo que todo va a quedar para el mes que viene”, aseveró ayer Fuentes a El País.

El dirigente considera que “es difícil cerrar algunos grupos ya que se vota por encima de las pautas del gobierno”.

En tal sentido, puso como ejemplo la situación del sector barracas comunes donde Fuecys acordó con la delegación empresarial un aumento salarial de 20% retroactivo al mes de julio lo que supera ampliamente las pautas fijadas entre el MTSS y el Ministerio de Economía (MEF).

Para los salarios menores a los $10.000 el gobierno dispuso que se produjeran incrementos de hasta 13% por año. La presión del Poder Ejecutivo sobre los negociadores aún no se manifestó de manera concreta pero las convocatorias a mesa de diálogo se han reducido.

Por esa razón no se ha logrado cerrar ese convenio, consignó anoche a El País un negociador que representa al sector empresarial que prefirió no ser identificado. En términos legales si las dos partes (sindicato y empresarios) aprueban el convenio salarial el MTSS no podría entrometerse. Sin embargo, la presión que produce el MTSS es de “carácter político”, explicaron los negociadores.

A diferencia de las rondas anteriores en algunos sectores las delegaciones empresariales resolvieron seguir las pautas de negociación que fijó el gobierno puesto que implican aumentos menores a los que reclaman los sindicatos.

Sin embargo, la posición del Pit-Cnt es concentrar los reclamos en el sector empleador.

“Las cámaras empresariales mantienen una actuación política para inhibir los acuerdos en la negociación colectiva. Es una negatividad coordinada con un sentido político que surge del documento que presentaron las cámaras empresariales hace unos días. Por eso estamos reclamando el Poder Ejecutivo que influya más positivamente en el despliegue de la negociación”, aseveró el 11 de septiembre el coordinador del Pit-Cnt, Marcelo Abdala.

Sorpresas.

Un caso que sorprende a los sindicalistas de Fuecys es el grupo de clubes deportivos donde la plataforma incluye diez puntos y hubo acuerdo en ocho. Falta acordar los aspectos salariales.

En el fin de semana Fuecys realizó piquetes en 18 supermercados de todo el país. Algunos de ellos no pudieron abrir en todo el día. La medida afectó locales de Devoto, Disco, Multiahorro, Tata y El Dorado de cinco departamentos.

La orientación política de los principales dirigentes de Fuecys es oficialista dentro de la corriente Articulación del Pit-Cnt. De hecho el sindicato tiene previsto adherir al paro general parcial del Pit-Cnt del día miércoles 25 desde las 11 de la mañana (ver nota aparte) cuando otros se movilizarán durante toda la jornada.

Hace dos semanas Fuecys se movilizó frente a la Cámara de Comercio y Servicios (CNCS) donde realizó un acto y pintadas en la pared de la sede empresarial.

Metal.

En el sector del metal, uno de los que tiene un mayor nivel de dificultad en la negociación, se espera que esta semana se produzca una reunión clave para destrabar las conversaciones. Hasta el momento el principal problema estaba centrado en los sectores empresariales que integran la mesa.

Los metalúrgicos entienden que su nivel de facturación cayó frente a años anteriores y para ello se amparan en los informes de la Dirección General Impositiva (DGI). En tanto, los otros sectores que componen el grupo tuvieron un incremento en las ventas.

El MTSS presentó un informe económico a cargo en que se maneja que la facturación de los metalúrgicos creció en los últimos años.

Uno de los negociadores empresariales dijo a El País que “metiendo informes de gente de afuera del sector el Ministerio está dinamitando las negociaciones”. “En la próxima conversación vamos a demostrar que eso no es así”, agregó.

Paro general del miércoles plebiscita interna del Pit-Cnt

El paro general del próximo miércoles 25 de septiembre será un plebiscito en la interna Pit-Cnt. Las líneas más cercanas al gobierno lograron por pocos votos que la Mesa Representativa Nacional (MRN) que el paro general fuera parcial y a partir de las 11 de la mañana.

Las agrupaciones sindicales estatales, conducidas por COFE y la lista 41, anunciaron que realizarán un “paro político” contra el gobierno y que aplicarán el paro por espacio de 24 horas, desacatando la decisión de la MRN.

A COFE se unieron los sindicatos de la enseñanza y los que se mantienen dentro de la agrupación que lidera el dirigente Richard Read (bebida, molineros, sectores de la carne, entre otros).

Todos los sindicatos se movilizarán al mediodía del día 25 desde 18 de Julio y Ejido hasta la esquina de 18 de Julio y Andes. Allí se realizará un acto donde harán uso de la palabra dos de los coordinadores de la central y el dirigente de la salud privada, Jorge Bermúdez, que siendo comunista está vinculado a la agrupación de Read.

En lo que coincidieron en la MRN todas las tendencias de la central sindical es en la plataforma a presentar el día del paro.

El primero de los planteos es “por más y mejores consejos de salarios” y el segundo punto tiene que ver con “el derecho a la desafiliación de las AFAP”. Además, piden un “mejor Sistema Nacional Integrado de Salud” y la “implementación masiva del Programa de Vivienda Sindical del Pit-Cnt”.

Por otro lado, reclaman un “sistema de compras públicas con la perspectiva del desarrollo de la industria nacional”. También proponen “elevar la barrera del salario mínimo a $10.000” y la “rápida aprobación de la ley de responsabilidad penal empresarial”.

RONDA MÁS GRANDE DEL PERÌODO

En la negociación colectiva actual se juega la suerte salarial de unos 600.000 trabajadores, según cifras del Ministerio de Trabajo (MTSS). Entre ellos se destacan los del comercio (unos 200.000), carne (35.000) y la construcción (65.000 directos).

Desde el principio de la ronda el gobierno estableció que se apuntaría a un crecimiento “más moderado” y que priorizarían “los salarios más reducidos”. Además, se anunció que el salario mínimo llegará a $ 10.000 en enero de 2015, un objetivo que se había trazado el Pit-Cnt. Una de las características de esta ronda es que cada parte tiene un voto y el MTSS no cuenta con la posibilidad de veto por lo que su posición frente a los lineamientos de la negociación se reduce a ejercer “presión política”, según negociadores de los dos sectores.

Fuente: EL PAIS  INFORME NACIONAL 23/09/2013 Página 7