MARTÍN VIGGIANO TWITTER.COM/MARTINVIGGIANO El gobierno asumió que caerá la cantidad de turistas que llegan cada año a Uruguay, tras el cierre de la aerolínea de bandera Pluna, y por ello saldrá -junto a privados- a ofrecer beneficios y descuentos a empresas extranjeras para que incluyan a Montevideo como uno de sus destinos y, de esa…

MARTÍN VIGGIANO TWITTER.COM/MARTINVIGGIANO

El gobierno asumió que caerá la cantidad de turistas que llegan cada año a Uruguay, tras el cierre de la aerolínea de bandera Pluna, y por ello saldrá -junto a privados- a ofrecer beneficios y descuentos a empresas extranjeras para que incluyan a Montevideo como uno de sus destinos y, de esa forma, se pueda incrementar la conectividad aérea. Según estimaciones oficiales del aeropuerto de Carrasco, la cantidad de turistas que van a llegar al país en la temporada disminuirá en el entorno de 10% con respecto a la anterior, dijo a El Observador el gerente comercial de Puerta del Sur (concesionaria del aeropuerto de Carrasco), Eduardo Acosta.

Pluna contribuyó con casi 20% de los turistas que llegaron al país en 2011, según cifras que presentó el sindicato de pilotos en las jornadas de discusión de la política aeronáutica organizadas por la Junta Aeronáutica. Si bien desde la caída de la aerolínea de bandera varias compañías extranjeras sumaron frecuencias a Montevideo, la oferta para la salida y llegada a Uruguay disminuyó, y se espera que la caída se sienta en la temporada de verano que está por comenzar.

Uruguay recibe por año más de US$ 2.000 millones proveniente del turismo. Los puestos de trabajo se cuentan de a miles y los sectores beneficiados directa e indirectamente son varios.

Consciente del impacto que puede tener ello para la economía, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) junto a la gerencia del aeropuerto de Carrasco decidieron salir a buscar aerolíneas privadas que se interesen en llegar a Montevideo. Según pudo saber El Observador, ya tienen pactados encuentros en Europa con algunas de las más importantes aerolíneas, como Air Europa.

El gobierno propone un precio de combustible más competitivo que el que ofrece hoy, ya que existe consenso para equiparar las tarifas actuales con las de la región, que toman indicadores internacionales. El aeropuerto y otras empresas privadas que funcionan en Carrasco, por su parte, se comprometen a dar beneficios e importantes descuentos en las tarifas.

Mientras que en Buenos Aires (Argentina) el litro de combustible para aviones se comercializa entre US$ 0,80 y US$ 0,85, en Uruguay cuesta US$ 0,96. Ese insumo representa para las compañías aéreas cerca de 35% de sus costos operativos fijos.

Acosta dijo a El Observador que trabaja “codo a codo” con el MTOP y otras empresas que se encargan de los servicios de tierra en la terminal aérea para seducir con un paquete de medidas a los privados.

El lunes pasado, en la inauguración de las jornadas de la Junta Aeronáutica, el ministro de Transporte, Enrique Pintado, informó que el cierre del año en cuanto a la llegada de turistas por el Aeropuerto de Carrasco será de 8,8% menor a 2011. “Por ende, va a ser superior al 2010 sin ninguna duda. Va a haber 800 mil pasajeros más que cuando asumió el gobierno del Frente Amplio en el 2005; 500 mil pasajeros más de los que había en 2008 cuando se registró el mayor quiebre de conectividad en los últimos 30 años”, dijo.

La mayor caída, por otra parte, se ha registrado en el tránsito de pasajeros en Carrasco. Se trata de personas que permanecen pocas horas en la terminal y no ingresan al país como turistas.

Fuente: EL OBSERVADOR  ACTUALIDAD 10/12/2012 Página 3