El ministro de Economía y Finanzas, Alejandro Atchugarry, anunció ayer a senadores del Partido Nacional que el gobierno comparte la idea de impulsar una ampliación del mecanismo de refinanciación de aportes al Banco de Previsión Social (BPS). La ley vigente en la materia, que los blancos promovieron en el Parlamento, permitió el reingreso al sistema…

El ministro de Economía y Finanzas, Alejandro Atchugarry, anunció ayer a senadores del Partido Nacional que el gobierno comparte la idea de impulsar una ampliación del mecanismo de refinanciación de aportes al Banco de Previsión Social (BPS). La ley vigente en la materia, que los blancos promovieron en el Parlamento, permitió el reingreso al sistema de “miles” de empresas que dejaron a la institución como tributo por su actividad unos U$S 23 millones, informó el ministro a los senadores Luis Alberto Heber, del Herrerismo, y Francisco Gallinal, de la Correntada Wilsonista, con quienes se reunió ayer.

Los nacionalistas dijeron en la ocasión que la refinanciación de adeudos ha causado “beneficios” tanto al BPS como a los propios empresarios. La idea es actualizar el alcance de la iniciativa —que comprende a quienes se atrasaron en sus aportes hasta junio de 2002— llevándola a permitir que se acojan a la misma los que no pagaron a abril de este año.

De acuerdo con esta iniciativa, las empresas que están comprendidas en el régimen anterior (adeudos hasta junio de 2002) y no cumplieron con los convenios, no podrán acogerse a esta ampliación. En cambio, quienes se acogieron a aquel beneficio, cumplieron con sus obligaciones y, por circunstancias de la coyuntura, generaron nuevas deudas desde entonces, sí podrán participar del mecanismo.

La idea es otorgar un plazo de sesenta días a partir de la vigencia de esta nueva ley para que los empresarios se anoten, se dijo en la reunión.

Atchugarry se comprometió con los senadores blancos a hacer las consultas del caso con las autoridades del BPS, en tanto los legisladores le informaron que harán lo propio.

El gobierno enviará al Parlamento un mensaje adicional al que actualmente se encuentra en la comisión de Seguridad Social de Diputados para fijar la fecha de hasta el 30 de abril del año en curso.

El propósito es lograr que haya un nuevo plazo de presentación pero que además se incorporen los aportes que estén pendientes a esa fecha porque, por ejemplo en el caso del sector lechero, no pudieron beneficiarse de aquel régimen y desean hacerlo en esta nueva instancia, se indicó.

CONSTRUCCION. En el encuentro de aproximadamente una hora y media, también se solicitó al ministro que el Poder Ejecutivo haga uso de la facultad que le confirió la ley de reactivación económica, la número 17.555 de setiembre de 2002, que fijó un régimen de rebajas de aportes a la construcción hasta el 31 de diciembre de 2005 y la exoneración del Impuesto a las Trasmisiones Patrimoniales (ITP) para la enajenación de viviendas, que regirá hasta el 31 de diciembre de este año.

Este factor fue considerado por Heber y por Gallinal como un estímulo esencial para promover la generación de fuentes de trabajo a través del sector de la construcción.

Atchugarry dijo a los senadores que se reunirá con los empresarios vinculados con el sector de la construcción para determinar la forma de darle “oxígeno” para que continúen llevando adelante su actividad, se dijo a El País tras la reunión.

Asimismo, los legisladores nacionalistas pidieron a Atchugarry que el gobierno de una amplia difusión, a través de publicaciones en los diarios, sobre la fecha de vencimiento del plazo para ampararse a la refinanciación de adeudos en dólares, que expira el próximo lunes 30.

Iniciativa en espera

A fines de mayo, el Poder Ejecutivo presentó al Parlamento un proyecto de ley fijando un plazo de 60 días —a contar desde su promulgación— para ampararse al régimen de facilidades de pago al BPS para las empresas con deudas generadas desde el 1º de abril de 1996 hasta el 30 de junio de 2002.

El miércoles 4 de junio, la comisión de Seguridad Social de la Cámara de Representantes aprobó la iniciativa y nombró al diputado Julio Lara (Alianza Nacional) como miembro informante.