El presidente José Mujica se solidarizó con el gobierno argentino en su decisión de estatizar YPF y dijo que no le gusta “el prepo de la Europa rica”. Dirigentes de la oposición criticaron los dichos del mandatario. Mujica expresó su respaldo a la decisión del gobierno de Cristina Fernández que anunció la expropiación de las…

El presidente José Mujica se solidarizó con el gobierno argentino en su decisión de estatizar YPF y dijo que no le gusta “el prepo de la Europa rica”. Dirigentes de la oposición criticaron los dichos del mandatario.

Mujica expresó su respaldo a la decisión del gobierno de Cristina Fernández que anunció la expropiación de las acciones de Repsol en Argentina.

El presidente sostuvo que la decisión tomada por el vecino país “está en el marco de su soberanía” y que esa medida “gustará o no, pero en definitiva los gobiernos pueden tomar esa decisión”.

“En todo caso, el error de Argentina fue haber vendido, pero es un error viejo y si lo arregla o no es problema del pueblo argentino”, acotó el mandatario aludiendo a la privatización de YPF en la década de 1990.

El presidente también cuestionó la reacción del gobierno español y de la Unión Europea, que expresaron su malestar con la expropiación de Repsol por parte de la administración de Fernández y anunciaron que se tomarán medidas.

“Nuestra solidaridad en las verdes y en las maduras. No nos gusta el prepo de la Europa rica, porque lo usan con ellos y mañana con nosotros. ¡Guambia! La Argentina puede cometer errores como cualquiera, pero tiene también sus razones; prepo no”, afirmó Mujica, tras participar de la inauguración de la “Casa de Internet de Latinoamérica y el Caribe” .

ABRAZADOS DEL ABISMO. Tras conocerse los dichos del presidente, las reacciones de dirigentes de la oposición no se demoraron en llegar.

Uno de los primeros en criticar las declaraciones de Mujica fue el senador nacionalista Jorge Larrañaga, quien preside la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Alta.

“Nos abrazamos al abismo, porque nos abrazamos a un gobierno que atropella el Derecho y esto no va a ser gratis”, sostuvo el líder de Alianza Nacional.

“¿Se piensa acaso la Argentina que peleándose con Europa, Estados Unidos y parte de América va a salir bien? ¿En dónde queda el estado de Derecho y el principio de legalidad? Se involucra al Mercosur en todo esto en forma unilateral y antojadiza”, afirmó.

“Sin necesidad de entrar en la decisión argentina, que es observable, nuestro país no puede cometer el error de abrazarse a una decisión de estas características”, agregó .

Larrañaga recordó que esta semana el vicepresidente Danilo Astori viaja a España. “Cuando se baje del avión qué le van a decir luego de estos dichos de Mujica”, se preguntó.

“Yo cuestiono a nuestro presidente y no a la república Argentina, pero creo es una decisión enormemente equivocada”, dijo y acotó que la medida no será respaldada por “buena parte de América”,.

“Vimos una pelea en la esquina y nos fuimos a meter. No podemos transformarnos en el petiso de los mandados, con todo respeto a los petisos”, concluyó Larrañaga.

En tanto, desde su cuenta de Twitter, el senador colorado Pedro Bordaberry, dijo que Mujica “no debe vender el rico patrimonio de cumplimiento y buen nombre del Uruguay al vil precio de su ideología compartida con Cristina K”.

“Basta de sumisión” reclamó y se preguntó ¿cuál es la necesidad? ¿Porqué no pensar primero en el Uruguay y los uruguayos y después en las afinidades ideológicas?”, señaló.

Y añadió: “Uruguay hizo un esfuerzo enorme para conservar su buen nombre en 2002, distinguiéndose de Argentina; hoy Mujica lo entrega”, dijo

HORRIBLE. En tanto, el expresidente Jorge Batlle, sostuvo: “Yo diría que la presidenta Argentina huye hacia delante. O sea, primero fue por el control de una parte muy importante de la producción con las retenciones, después fue a tomar las AFAP, después el Banco Central, luego el control terrible sobre toda operación de la importación y sobre toda compra de moneda extranjera, ahora este asunto de la expropiación de YPF”.

“Cuando un país tan enormemente rico, capaz de producir 100 millones de toneladas de grano, de tener a lo largo y ancho de su territorio minería, industria pesada y agricultura con tecnología de la más avanzada termina teniendo un país en que las cosas andan horrible. ¿Qué es lo que está pasando?”, se preguntó Batlle.