Por Javier Peña Capobianco

Hasta hace relativamente poco tiempo, las distancias parecían un obstáculo infranqueable. En la actualidad, gracias al desarrollo de las TICs, estas han dejado de ser un desafío, lo que ha permitido que desde Uruguay se puedan comercializar a nivel internacional diferentes tipos de actividades, tales como tutorías en matemáticas, hologramas, inteligencia artificial y/ o videojuegos, lo que por cierto antes habría sido una quimera.

Es por ello que el Comercio Internacional de Servicios es uno de los fenómenos más dinámicos de la era actual, su impacto se observa tanto en el PBI, empleo, así como en los flujos de inversión y comercio. Las exportaciones de servicios están evidenciando una transformación profunda a nivel mundial, en particular las actividades vinculadas a las tecnologías y a las nuevas prácticas empresariales. Ahora, uno de los desafíos principales es la disponibilidad de RRHH especializados, por la caída en el número de egresados a nivel internacional en las áreas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics).

Uruguay no es ajeno al crecimiento en el sector, por lo que tiene grandes oportunidades y al mismo tiempo enfrenta desafíos internos, tales como la cantidad de los RRHH disponibles, y externos, como la dinámica impuesta por los países líderes. En base a lo anterior, para poder avanzar en estadios superiores de desarrollo, resulta clave poner en práctica un plan integral para fomentar la educación en las áreas de mayor demanda (STEM).

Ver artículo completo

Fuente: Revista Información Comercial – Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación de Uruguay, Número 111