La intensa ola de calor que azotó a Uruguay en los últimos días de diciembre provocó un notorio incremento en la demanda de energía eléctrica por el uso cada vez más masivo de acondicionadores de aire, a tal punto que el consumo aumentó 10,17%. Se trató del máximo incremento para un mes de 2013 comparado…

La intensa ola de calor que azotó a Uruguay en los últimos días de diciembre provocó un notorio incremento en la demanda de energía eléctrica por el uso cada vez más masivo de acondicionadores de aire, a tal punto que el consumo aumentó 10,17%. Se trató del máximo incremento para un mes de 2013 comparado con igual período del año anterior, informó ayer la Administración del Mercado Eléctrico (ADME). Precisamente, fue en diciembre que se batió el pico máximo histórico de demanda de verano con 1.839 megavatios (MW) a la hora 14.58 del 30 de diciembre. Asimismo, esa jornada se registró la máxima demanda diaria de electricidad con 36.364 megavatio-hora (MWh). El comportamiento que mostró la demanda de energía eléctrica en diciembre dista bastante de lo que ocurrió en otros meses, cuando la tasa de crecimiento no superó el 5% en la comparación interanual. De hecho, en el acumulado de 2013, el consumo de energía eléctrica apenas creció 2,75%, por debajo de la expansión de la economía. Las intensas temperaturas que afectaron al Río de la Plata en diciembre encontraron a Uruguay con un buen nivel de reserva en sus represas hidroeléctricas, por lo cual debió utilizar en un porcentaje menor su parque térmico para atender los picos de consumo alcanzados en el mes. De acuerdo a los datos de ADME, en diciembre UTE pudo cubrir el 75,2% de la demanda con la represa de Salto Grande y las tres que operan sobre el río Negro (Palmar, Rincón del Bonete y Baygorria). La participación del parque térmico apenas alcanzó a 19,6% de la demanda, mientras que UPM y la generación distribuida aportó otro 5,2%. Exportación a Argentina El buen nivel de producción de UTE con sus represas permitió asimismo el “auxilio” de Uruguay con un importante volumen de electricidad exportada a Argentina, en particular durante los días de mayor gravedad de la crisis energética que provocó cortes de suministros prolongados en varias zonas del gran Buenos Aires. De acuerdo a los datos de ADME, en diciembre UTE envió a la vecina orilla 44.967 MWh. Asumiendo el costo variable marginal de generación que tiene hoy la central de La Tablada (US$ 296,5 por MWh), el ente energético facturó en exportaciones hacia Argentina unos US$ 13,3 millones el último mes del año. Pero a esto hay que sumarle una tarifa que UTE cobra por la puesta en marcha de las centrales térmicas. Además del auxilio térmico, el ente energético local exportó 2.238 MWh de energía hidráulica a través de Salto Grande. Fuente: EL OBSERVADOR | ECONOMIA | 22/01/2014 | Página 14