OSE reforzará su capacidad de agregar carbón activado en polvo en su planta de Aguas Corrientes para disponer de hasta 100 miligramos del producto por litro. De esta forma, el organismo habrá triplicado la dosificación desde marzo de este año cuando ocurrió un evento de mal olor y sabor en el agua potable.“Nos armamos hasta…

OSE reforzará su capacidad de agregar carbón activado en polvo en su planta de Aguas Corrientes para disponer de hasta 100 miligramos del producto por litro. De esta forma, el organismo habrá triplicado la dosificación desde marzo de este año cuando ocurrió un evento de mal olor y sabor en el agua potable.“Nos armamos hasta los dientes”, dijo a El Observador Danilo Ríos, gerente general de OSE.A principios de marzo, la cianobacteria anabaena sp. afectó el olor y sabor del agua potable del área metropolitana por la presencia de geosmina, una molécula no tóxica producida por dicha cianobacteria. En ese momento la capacidad instalada era de 30 miligramos de carbón activado por litro de agua. La reacción inmediata de OSE fue elevarla hasta 70 miligramos.“Con esos 30 mililitros por litro hicimos frente a todos los eventos que se venían dando desde hace más de 20 años. Siempre hay algas. Siempre hay determinadas concentraciones, o algún elemento que causa olor o sabor. (Pero) este caso sobrepasó la capacidad de dosificación que teníamos”, explicó Ríos.Las empresas potabilizadoras de EEUU echan al proceso entre 2 y 20 miligramos de carbón activado por litro, según los requerimientos del agua bruta (sin tratamiento), según datos proporcionados por el jerarca. La capacidad máxima instalada en ese país es de 100 miligramos. La dosificación manual con carbón activado en polvo será sustituida por una planta especial con una capacidad de 100 miligramos por litro que OSE estima tener lista en 18 meses. “Va a permitir mayor eficiencia” en el proceso, indicó Ríos. La función del carbón activado es adsorber (fijar) en su superficie los componentes contaminantes que están en el agua.Las nuevas instalaciones de Aguas Corrientes incluirán una planta de preoxidación que eliminará la materia orgánica natural (por ejemplo, el producto de la descomposición de hojas, o pasto) y dejará libre al carbón activado para adsorber los otros contaminantes, más difíciles de quitar del agua, por ejemplo, restos de agroquímicos. Al hacerlo, el proceso necesitará de una dosis menor de carbón activado.En Aguas Corrientes ya está funcionado una planta de preoxidación piloto.Alerta temprana

OSE es una de las primeras empresas potabilizadoras del mundo en establecer sus propios planes de seguridad del agua, una nueva metodología que impulsa la Organización Mundial de la Salud. Las ciudades de Florida, Tacuarembó, Colonia, Minas y Salto serán las primeras en contar con un plan piloto de análisis de calidad de agua de carácter preventivos y no verificatorios, es decir, por fuera de la red de distribución.Ríos informó a El Observador que el objetivo es tomar muestras desde el inicio de la potabilización hasta la “canilla del consumidor” para detectar anomalías durante el proceso. Ahora “se saca una muestra, se analiza y se demora 24 horas. Si da mal, la gente ya tomó el agua”, señaló. Agregó que el plan piloto servirá para mejorar la capacidad de análisis antes de que el agua sea distribuida a los domicilios.

Fuente:  http://www.elobservador.com.uy/noticia/252741/ose-triplicara-las-medidas-para-mejorar-la-potabilidad-del-agua/