El pasado lunes 8 de julio, el Poder Ejecutivo dio a conocer ante el Consejo Superior Tripartito, sus lineamientos generales para la próxima Ronda de Consejo de Salarios, ante un contexto macroeconómico más complejo y menos favorable. Ante dicha situación, el Ejecutivo pretende poner mayor énfasis en la situación del sector, prever diferentes escenarios de…

El pasado lunes 8 de julio, el Poder Ejecutivo dio a conocer ante el Consejo Superior Tripartito, sus lineamientos generales para la próxima Ronda de Consejo de Salarios, ante un contexto macroeconómico más complejo y menos favorable.

Ante dicha situación, el Ejecutivo pretende poner mayor énfasis en la situación del sector, prever diferentes escenarios de evolución sectorial y agregada para los próximos años y la necesidad de ir hacia acuerdos más flexibles.

En cuanto al aumento del salario real recomendado por el gobierno para esta nueva ronda, oscila entre el 0 y 3 % y puede ser mayor en caso de salarios sumergidos, atendiendo a la realidad sectorial; incluso se plantea un aumento superior para salarios menores de $ 10.000 con un 2% adicional por año.

También se persigue aumentar el salario mínimo nacional a 10.000 pesos en enero 2015, lo que equivale a un aumento de 108% en los 5 años de gobierno.

Asimismo, se aconseja que los convenios sean a tres años y con cláusulas de salvaguarda para renegociar en caso de cambios drásticos de escenario.

Sin embargo estimamos que hoy, nadie puede estar en condiciones de asegurar cómo será la realidad de su sector a tres años, ya que no se tiene la certeza de cómo pueden comportarse las variables claves como la inflación, tipo de cambio y la economía de la región.

Respecto a la periodicidad de los ajustes salariales, será anual y el componente de los ajustes obedecería a dos posibles alternativas:

A) Negociar aumento de salario real con correctivo anual, tomando como base el centro del rango meta de inflación;

B) Negociar aumentos nominales, garantizando pisos de aumentos de salario real.

En la primera fórmula, los aumentos tendrán en cuenta la situación económica del país y también la de cada sector de actividad.

En la segunda fórmula de negociación, se propone aumentos salariales “nominales” según la “situación del sector y la economía, sin separar inflación del crecimiento real de los salarios”.

Más allá de las dificultades que plantean dichas fórmulas para especialistas económicos, ya que son complejos de entender y difíciles de aplicar, creemos que deben analizarse en profundidad las fórmulas de actualización salarial a la luz de la realidad sectorial, sin deprimir aún más, sectores con crecimiento enlentecido.

Como sabemos, los lineamientos son pautas, recomendaciones a los actores involucrados, por lo tanto, apartarse de ellos, podría ser una alternativa para nuestro sector, sin perjuicio de lo cual, debe valorarse cuál será la posición y actitud que tome el Ejecutivo, de adoptarse dicha postura.

Autor: Gerencia Jurídica

Ver lineamientos del Poder Ejecutivo para la Ronda de Consejo de Salarios