1.- Se comparte la necesidad de que exista un marco normativo que regule la negociación colectiva, instrumento que correctamente regulado, debería fomentar el desarrollo de las relaciones laborales. Para ello, dicho marco normativo debe ser producto de un sólido acuerdo de las dos partes que participarán en la negociación para que sea fecundo y se…

1.- Se comparte la necesidad de que exista un marco normativo que regule la negociación colectiva, instrumento que correctamente regulado, debería fomentar el desarrollo de las relaciones laborales. Para ello, dicho marco normativo debe ser producto de un sólido acuerdo de las dos partes que participarán en la negociación para que sea fecundo y se cumpla íntegramente.

2.- Además, la regulación de la negociación colectiva debe respetar los principios reconocidos internacionalmente (recogidos en las Convenios Internacionales del Trabajo Nª 98 y 154) de libertad y autonomía de las partes en la negociación.-

Sin embargo, a juicio de esta Institución, el proyecto de Negociación colectiva en estudio del Parlamento:

1.- No respeta cabalmente los referidos principios de libertad y autonomía por cuanto consagra una fuerte intervención del Estado en la negociación, reflejada en la iniciativa otorgada al Estado para su convocatoria, su poder de decisión sobre los niveles de negociación y también los poderes conferidos para determinar el alcance subjetivo de la negociación.-

2.- Impide la negociación colectiva para todos los trabajadores en tanto requiere que éstos se encuentren organizados en un sindicato cuando debería ser posible la negociación colectiva por parte de trabajadores aún cuando no se encuentren sindicalizados (atenta contra la liberta sindical negativa, esto es, contra el derecho de todo trabajador a no sindicalizarse).

3.- Profundiza, la falta de adecuación (ya consagrada en los Consejos de Salarios) de las negociaciones realizadas por Asociaciones Empresariales y Sindicatos Nacionales sin considerar las peculiaridades de la actividad económica del Interior del país y de las pequeñas y medianas empresas en general.

4.- No regula la obligación de Paz que deben observar los Sindicatos firmantes del convenio y sobre los puntos acordados. Tampoco regula la organización interna de los Sindicatos, su representatividad interna ni las responsabilidades que le caben por incumplimientos a los convenios que firme.

5.- Respecto a la vigencia de los convenios que se firmen establece que serán válidos mientras no se negocie nuevamente cuando el principio debería ser el inverso: finalizado el plazo de vigencia deben cesar sus efectos y para extenderlos debe existir un nuevo acuerdo.-

6.- No se prevén mecanismos (que se entienden deberían ser judiciales) para que los empleadores puedan solicitar el cese de los efectos ante incumplimientos del convenio.-

Por lo expuesto, se entiende que debería profundizarse la discusión del referido Proyecto de Ley en búsqueda de consensos entre las partes interesadas de forma de que la ley a sancionarse se transforme en un verdadero instrumento de fomento de la negociación entre empleadores y trabajadores que proporcione un mejoramiento armónico a las relaciones laborales del País. Se exhorta a los representantes departamentales a trabajar en tal sentido.-

En el día de hoy la Presidenta del Centro Comercial e Industrial de Florida Sra. Laura Adib y el asesor jurídico de la Institución, Dr. Raúl Rodríguez Correa realizaron conferencia de prensa, para dar a conocer a la opinión publica del departamento de Florida la posición del Centro Comercial e Industrial de Florida.

Así mismo se envió comunicado a todos los socios de la Institución.