Vázquez derogó en 2005 un decreto que permitía intervenir

Tanto la Cámara de Industria del Uruguay como la Cámara de Comercio exigen que el gobierno trate el tema de las ocupaciones sindicales en los locales de trabajo.
Ocupaciones: un tema de debate bajo gobiernos del FA. Foto: A.Colmegna.

Los privados quieren la creación de un marco regulatorio como hay para el sector público.

Un decreto del 2 de diciembre de 2010, firmado por el entonces presidente de la República, José Mujica, sentenció que “ocurrida una ocupación por parte de trabajadores de una dependencia pública, cualquiera sea la naturaleza jurídica de ésta (Administración Central, entes autónomos, servicios descentralizados, Poder Judicial, Poder Legislativo, etc.), se procederá por el jerarca de la misma a solicitar el desalojo de dicha dependencia por parte del Ministerio de Trabajo”.

Allí, el Ministerio “tentará una conciliación sujeta a condición de que los ocupantes depongan su medida de forma inmediata”, dice el decreto en su primer artículo.

Luego, señala que “la secretaría de Estado procederá a intimar la desocupación de los ocupantes” y en caso de que no accedan a lo estipulado “se solicitará al Ministerio del Interior el desalojo inmediato de los trabajadores”.

En este sentido, Carlos Perera, presidente de la Cámara de Comercio del Uruguay, dijo a El País que están “absolutamente en contra de las ocupaciones, inclusive eso es parte de la queja de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que le pide a Uruguay que corrija”.

Perera aseguró que “eso es un derecho de propiedad, así como al Estado no le gusta que le ocupen las oficinas, y está reglamentado, a nosotros tampoco”.

Las cámaras empresariales del Uruguay retiraron a comienzos de este año una queja ante la OIT por incumplimientos del Estado a la ley de Negociación Colectiva, lo que ponía al país en una “lista negra” mundial.

Justamente, uno de esos incumplimientos era la ocupación como extensión de la medida de huelga por parte de los sindicatos.

“Internacionalmente esto no se acepta. Estamos en este momento en una prórroga con el gobierno, hasta fin de año va a ser así para que Uruguay no esté en una lista negra ante la OIT”, indicó Perera, y agregó que “hasta el momento no tenemos ninguna novedad por parte del gobierno. Nos pidieron colaboración, es una queja que la Cámara de Comercio en conjunto con la Cámara de Industria hizo en Ginebra donde se recomienda arreglar este asunto”.

Si bien existió un compromiso por parte del gobierno para solucionar este tema, aún no se tomó ninguna resolución al respecto.

En 2005, durante el primer mandato de Tabaré Vázquez, se derogó un decreto que permitía el desalojo, por intermedio del Ministerio del Interior, de las ocupaciones en el ámbito privado.

Durante ese año y el siguiente el gobierno comenzó a mirar con preocupación la cantidad creciente de ocupaciones en los lugares de trabajo. Incluso, el ministro de Trabajo de ese entonces, Eduardo Bonomi, reconoció que fue un “error” desligar al Ministerio del Interior en el proceder de las desocupaciones.

Para el director nacional de Trabajo, Juan Castillo, “la ocupación es una extensión del derecho de huelga, este siempre es un tema en debate”.

Castillo, excoordinador del Pit-Cnt, dijo a El País que “en el mundo se cuestiona por parte del sector empleador el derecho a huelga, y la ocupación es una extensión de la misma, esto está en el marco de un debate teórico a nivel mundial muy fuerte”. El jerarca agregó que la ocupación “es la última medida que se toma durante un conflicto después de que se hagan todos los esfuerzos en los ámbitos de diálogo tripartitos, donde también tiene que intervenir el gobierno”.

EL PAIS
NACIONAL
27/09/2015
Página 20