Propuesta de TLC con EEUU

El senador Jorge Larrañaga lanzó en mayo una serie de propuestas económicas que generaron rechazo en el oficialismo, aunque su planteo de rediscutir un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos no provocó objeciones en el sector del vicepresidente Danilo Astori.

En 20 días, el senador nacionalista Jorge Larrañaga difundió varias propuestas como anticipo de su programa de gobierno de cara a las elecciones de 2014 que fueron rebatidas desde el oficialismo. No obstante, su planteo de rediscutir de la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos no encontró rechazo en Asamblea Uruguay.

“La idea de un TLC con Estados Unidos no es un motivo de temor. No es cierto que nos hubiera hecho daño firmarlo en el período anterior, cuando Estados Unidos estaba en crisis. Los países que tienen tratados con Estados Unidos crecieron por encima de Uruguay. Por ejemplo, Perú”, dijo a Montevideo Portal el diputado frenteamplista Alfredo Asti (Asamblea Uruguay).

De esa forma, echó por tierra la idea de que Uruguay, al no firmar un TLC, se salvó de sucumbir en una crisis económica luego de la crisis financiera norteamericana de 2008.

“No sé si ahora están dadas las condiciones para un TLC”, dudó Asti. Pero recordó los “incumplimientos” de Argentina en el Mercosur y la voluntad de Uruguay de “fortalecer” el bloque, mencionó el tratado que Uruguay tiene con México, señaló que el Mercosur no ha logrado avances en la búsqueda de un acuerdo con la Unión Europea y destacó “la iniciativa del presidente José Mujica” de que Uruguay se acerque a la Alianza del Pacífico.

Con el apoyo de Danilo Astori, el expresidente Tabaré Vázquez auscultó al principio de su mandato la posibilidad de firmar un TLC con Estados Unidos. Sin embargo, en 2006 dio marcha atrás y se firmó un TIFA.

Impuestos

Por otra parte, Asti rebatió las restantes propuestas de carácter económico que planteó Larrañaga entre el 10 de mayo y el 1º de junio.

En ese sentido, cuestionó el planteo de rebajar a la mitad el aporte de las horas extra de trabajo y de los aguinaldos por Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), ya que “no beneficia a todo el mundo” y “le saca recursos al Estado para volcar a las capas más vulnerables”.

Explicó que sólo el 25% de los trabajadores paga IRPF y que el 75% restante no se vería favorecida.

Consideró más aceptable la idea de Larrañaga de aumentar las deducciones por cada hijo inscripto en el sistema educativo, pero consideró que el sistema de las asignaciones familiares es mucho mejor porque “va a toda la población y no sólo a los que pagan IRPF”.

Por otra parte, desestimó Asti la iniciativa del senador blanco de exonerar los aportes patronales a los empresarios que inviertan en la construcción de vivienda social. Recordó que una ley aprobada en 2012 ya prevé rebajas que “hay que seguir difundiendo” y que se trata de una “política pública en etapa de maduración”.