El Registro Único de Proveedores del Estado, actualmente en plena implantación en la Administración Central, representa un hito importantísimo en la reforma del Estado cuyo objetivo es la eficiencia y la transparencia. Así lo manifestó la coordinadora de la Agencia de Compras y Contrataciones del Estado, Alicia Alonso, en la Cámara de Comercio y Servicios…

El Registro Único de Proveedores del Estado, actualmente en plena implantación en la Administración Central, representa un hito importantísimo en la reforma del Estado cuyo objetivo es la eficiencia y la transparencia. Así lo manifestó la coordinadora de la Agencia de Compras y Contrataciones del Estado, Alicia Alonso, en la Cámara de Comercio y Servicios durante una instancia informativa sobre el RUPE dirigida a proveedores.

La Agencia de Compras y Contrataciones del Estado (ACCE) realizó este martes una instancia informativa sobre la puesta en marcha del Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), para proveedores del Estado.

La reunión se llevó a cabo en la Cámara de Comercio y Servicios y tuvo por finalidad evacuar dudas sobre la puesta en marcha de este registro que unificará los datos de todas las empresas que habitualmente brindan servicios a los organismos públicos.

“Todos los ministerios y la Presidencia de la República tienen la obligación de registrar a sus proveedores en el RUPE como requisito para las contrataciones”, manifestó la coordinadora general de la Agencia de Compras y Contrataciones del Estado (ACCE), Alicia Alonso.

Para la jerarca, la implementación del RUPE marca un hito importantísimo en la reforma del Estado cuyos objetivos son la eficiencia y la transparencia.

El proyecto comenzó con la migración de los proveedores inscriptos en la Superintendencia de Instituciones de Intermediación Financiera (SIIF) de la Contaduría General de la Nación (MEF) al registro donde estaban todos los proveedores de la Administración Central. Desde allí se están migrando los datos de 27.400 proveedores, trabajo que —Alonso admitió— ha llevado más tiempo del programado.

“Entendemos que es engorroso pero el proveedor lo hace por única vez y le sirve para siempre, pues no se le puede volver a pedir la documentación en ninguna instancia una vez que quede registrado en el RUPE”, sostuvo.

En ese sentido, explicó que, luego de que el usuario ingresa la información en el RUPE vía web, debe presentar el original en los puntos de atención establecidos a efectos de que un funcionario del Estado verifique que la información que está ingresada en el registro es copia fiel del original que está presentando.

En la última etapa, agregó, un escribano público del Estado valida la documentación colgada en el RUPE.

Alonso explicó que, si bien actualmente se han migrado los datos de los proveedores de la Administración Central, hasta que no esté todo el Estado integrado en el nuevo sistema, los proveedores deben continuar registrándose en los entes públicos.

“Después que ingresen todos los organismos al RUPE no se le podrá solicitar más los certificados al proveedor”, aclaró la jerarca al tiempo que informó que se prevé culminar todo el proceso a mediados del próximo año.

“Pensamos que a fin de año terminaremos de completar la información de los 27 mil usuarios del SIIF y eso nos permitirá tener una masa crítica de proveedores ya ingresados, lo cual facilitará mucho los procesos”, acotó.

En ese contexto, dijo, no obstante, que son poco más de mil los proveedores activos en este momento en el RUPE. “Los 27 mil son históricos, son proveedores históricos registrados en el SIIF y en este caso el único filtro que hicimos es verificar que esas empresas estén habilitadas por la DGI”.

La jerarca destacó que claramente este nuevo registro ahorra tiempo tanto a las empresas proveedoras como al Estado, simplificando el proceso de contratación.

“Los certificados de titularidad, por ejemplo, hoy se piden en todas las instancias de contratación; a partir del ingreso al RUPE, el proveedor lo ingresará una vez y no se le volverá a pedir la documentación, con lo cual tendrá ahorro de costos significativos al igual que el Estado que ahorrará tiempos”, puntualizó.

El nuevo sistema, insistió, logrará mayor eficiencia en la medida que el Estado contará con la historia de la gestión del proveedor. Quedarán registradas en el RUPE todas las transacciones de los proveedores con lo cual el comprador tendrá muchísima información valiosa al momento de decidir la contratación”, indicó.

Fuente:  Presidencia (http://www.presidencia.gub.uy/comunicacion/comunicacionnoticias/instancia-informativa-rupe-agencia-compras-del-estado)