Autor: Departamento de Estudios Económicos

En particular en lo que refiere a la situación local, de acuerdo con los últimos datos de Cuentas Nacionales, correspondientes al segundo trimestre del año, el SCyS presentó una tasa de variación interanual de -1,8% en su nivel de actividad, mejorando los niveles de crecimiento del inicio del año (-4,9%), pero aún atravesando una etapa recesiva.

Desde la óptica de la demanda, el Consumo Privado permaneció estancado durante el tercer trimestre (0,2% interanual), en un contexto en el que distintos elementos juegan sobre su comportamiento. Por un lado la Tasa de Desempleo correspondiente al tercer trimestre del año se ubicó en 8,2%, es decir, 0,7 p.p. más alta que un año atrás. A su vez, el ISR ha mostrado escaso dinamismo en lo que va del año, con un crecimiento acumulado de 1% al mes de setiembre. Como contrapartida, la cotización del dólar ha evolucionado a la baja desde el mes de marzo, configurando por un lado un factor menos de presión sobre la evolución de los precios internos, a la vez que impacta de manera positiva sobre la demanda de bienes durables u otros bienes de origen importado

En este marco, los resultados de la encuesta arrojaron que el 23% de los sectores relevados presentaron una tasa de variación interanual de sus ventas en términos reales positiva. Cabe mencionar que luego del arranque del año muy complejo, con sólo 6% de los sectores registrando ventas crecientes, en el segundo trimestre dicha proporción había ascendido a 31%. De esta forma, el tercer trimestre del año muestra resultados algo peores que los del anterior informe, pero con cierta tónica de estabilidad. Otro elemento a considerar es que pese a las tasas de variación negativas, el 53% de los sectores relevados obtuvo mejores resultados que los observados durante el segundo trimestre, lo que es tomado como un dato relativamente alentador de cara al cierre del año.

Autor: Departamento de Estudios Económicos

Ver resumen completo

Ver informe completo