De todas formas, el ministro no perdió el tiempo y aprovechó para reunirse con los empresarios, que le plantearon acotar el plazo de la negociación a menos de los 60 días previstos. Además, solicitaron que la comisión de prevención de conflictos funcione a nivel de los subgrupos de los Consejos de Salarios. Ambos planteos fueron…

De todas formas, el ministro no perdió el tiempo y aprovechó para reunirse con los empresarios, que le plantearon acotar el plazo de la negociación a menos de los 60 días previstos. Además, solicitaron que la comisión de prevención de conflictos funcione a nivel de los subgrupos de los Consejos de Salarios. Ambos planteos fueron bien recibidos por Bonomi.


Encuentros y desencuentros. El ministro se reunió con los presidentes de las cámaras de Comercio, Industria, Construcción y con la Asociación Rural, con quienes analizó el alcance del decreto del gobierno que creó una comisión para analizar los últimos despidos y denuncias de persecución sindical, ámbito del cual los empresarios rehúsan participar.

Al mismo tiempo, el PIT-CNT explicó en conferencia de prensa que no participará del encuentro cuatripartito “hasta que se conforme el tribunal de alzada y exista una protección real para los trabajadores”, según señaló el dirigente Milton Castellano.

A pesar de la posición rígida del PIT-CNT, en la tarde de ayer hubo contactos entre asesores del Ministerio y la delegación sindical. Desde el gobierno se le aseguró a los trabajadores que “se busca una fórmula que destrabe la situación para el lunes o martes”, confiaron fuentes gremiales.

Sin embargo, voceros empresariales confiaron a El Observador que continuarán “sin integrar ese tribunal mientras no se aclare el alcance del decreto”.

Incluso con Bonomi se pactó una reunión para la semana próxima entre abogados de las cámaras y del Ministerio para analizar ese punto.

Las mismas fuentes dijeron que algunos de los últimos despidos de personal, como en TV Libre, no ocurrieron en empresas que pertenezcan a alguna de las cámaras representadas en la negociación.

El sector empresarial considera que el decreto del gobierno, que creó el tribunal de alzada como lo reclamó la central obrera es “flechado para un solo lado” no habla de “la transitoriedad” que a su entender debería tener, “no mantiene los equilibrios mientras se negocia” y no menciona las “ocupaciones”.

Por su parte, Bonomi dijo a El Observador que en los próximos días “convocarᔠnuevamente al ámbito cuatripartito que conforma el gobierno, cámaras empresariales, el PIT-CNT y parlamentarios.

El secretario de Estado señaló que la reunión con los empresarios fue “fluida”, pero también “hubo diferencias”. Aunque señaló que “si no tuviéramos diferencias no habría negociación”.

Bonomi dijo que el gobierno hizo “un llamado al diálogo social, que le sirve a todos, aunque a veces aparece quien no está de acuerdo con el diálogo y surgen piedras desde todas las puntas”. De todos modos, remarcó que el gobierno está dispuesto a sortear los obstáculos para seguir negociando.