Luego de mostrar cierta estabilidad desde finales del segundo trimestre, los principales indicadores del mercado laboral volvieron a deteriorarse en agosto, con un nivel de ocupación en mínimos en más de nueve años. Los datos divulgados el jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que la tasa de ocupación se ubicó en 56,8%…

Luego de mostrar cierta estabilidad desde finales del segundo trimestre, los principales indicadores del mercado laboral volvieron a deteriorarse en agosto, con un nivel de ocupación en mínimos en más de nueve años.

Los datos divulgados el jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que la tasa de ocupación se ubicó en 56,8% de la población en edad de trabajar en el octavo mes del año.

Pese a la aceleración en el crecimiento de la economía uruguaya durante el último año, los niveles de ocupación de agosto se encuentran 1,1 punto porcentual por debajo de igual mes de 2016.

Los niveles de ocupación se encuentran en los niveles más bajos desde marzo de ese año, incluso cuando la actividad económica acumula un crecimiento de 42% desde 2008.

La tasa de desempleo también se encuentra en un peor nivel que el año pasado, pero su trayectoria ha sido más estable que la de los niveles de ocupación.

En el último mes se ubicó en 7,8% de la población económicamente activa. El aumento fue de apenas una décima de punto respecto al dato de 12 meses atrás.

Esa mayor estabilidad de los datos de desocupación se debe a que hubo una importante caída en el número de uruguayos activos, es decir aquellos que buscan insertarse en el mercado laboral. Esto lleva a que un retroceso en la demanda de trabajadores no genere un excedente adicional en la fuerza de trabajo, que también cae.

Los datos de los últimos meses mostraban una cierta estabilidad luego de una lenta pero sostenida caída del empleo. Si se considera el promedio de los 12 meses finalizados en julio, la cantidad de uruguayos ocupados superaba en 400 a los del año móvil anterior. Este saldo positivo era el primero desde julio de 2015.

Sin embargo, el dato de agosto no confirma ese quiebre de tendencia y la diferencia entre el promedio de ocupados de los últimos 12 meses con los del año móvil anterior, volvió a ser negativa. Esta última medición muestra un saldo de 2.700 empleos perdidos.

El promedio de los últimos 12 meses de los indicadores laborales permite corregir algunos problemas asociados a las mediciones puntuales. Las encuestas que recogen los datos tienen una importante volatilidad asociada al hecho de que trabajan con muestras y no con la totalidad de la población.

Eso, sumado a la zafralidad de algunas actividades que implican que en determinados meses del año haya sistemáticamente un mayor o un menor número de empleados, hace que tenga sentido anualizar los datos. En el promedio de los 12 meses finalizados en agosto, la tasa de ocupación se ubicó en 58% de la población en edad de trabajar, lo que implicó una décima por debajo de los niveles a julio y cinco décimas menor a los niveles a agosto de 2016.

En el caso de la tasa de desempleo, los valores anualizados se ubicaron en 8% de la población económicamente activa, el mismo nivel que a julio y que en agosto de 2016.

Fuente: http://www.elobservador.com.uy/tasa-empleo-su-nivel-mas-los-ultimos-nueve-anos-n1133220