El vicepresidente de UTE, Pedro De Aurrecoechea dijo ayer que el escenario para el invierno es ajustado pero no crítico y estimó que si llueve lo mínimo en las cuencas de los lagos de las represas, no habrá necesidad de cortes de energía. El secretario ejecutivo de la Asociación de Grandes Consumidores de Energía Industrial,…

El vicepresidente de UTE, Pedro De Aurrecoechea dijo ayer que el escenario para el invierno es ajustado pero no crítico y estimó que si llueve lo mínimo en las cuencas de los lagos de las represas, no habrá necesidad de cortes de energía.

El secretario ejecutivo de la Asociación de Grandes Consumidores de Energía Industrial, José Luis Pou, había expresado a El País que “existe el riesgo de cortes de energía”.

En declaraciones a radio El Espectador, De Aurrecoechea, señaló que con la entrada en funcionamiento de la sexta unidad de Punta del Tigre (de 50 Mw), el parque térmico alcanzará a casi 800 Mw, la mitad de un pico de demanda en el invierno. También habría que sumar la energía que provee Botnia, que puede llegar hasta 30 Mw, aunque no siempre genera como para volcar a la red.

Pese a eso, hay una “enorme dependencia” de máquinas del parque térmico que son muy viejas lo que es un riesgo ya que puede quedar fuera de servicio en algún momento, según había señalado el propio Pou.

De hecho, ayer salió de funcionamiento la sala B de Central Batlle por “indisponibilidad forzada”, según el reporte del Despacho Nacional de Cargas. Eso significa que no fue un mantenimiento programado.

Debido a eso UTE debió recurrir a la turbina de Maldonado, que genera 15 Mw, y que está prendida desde la hora 13 de ayer, dijeron a El País fuentes del sector energético.

Esta turbina es de las que tiene mayores costos de generación, U$S 340 por Mw/hora. De lejos, la sigue La Tablada (U$S 253,65 el Mw/h).

Las fuentes indicaron que en algunos momentos del día se recurre incluso a la turbina de Rivera (8 Mw), la que es más cara aún en generar.

UTE gasta unos U$S 2,5 millones diarios en la generación con el parque térmico. Para todo el año, el ente previó un costo por energía generada con centrales a gasoil o fueloil de U$S 213 millones.

Lineamientos. Para 2008 el ente se propone “avanzar en el proyecto de instalar motores reciprocantes de gran porte, definiendo su localización, la gestión de combustible, realizando contactos con los principales fabricantes y terminando el pliego licitatorio”, según se señala en la Memoria Anual 2007 del Poder Ejecutivo.

Asimismo, UTE se plantea “proseguir analizando la posibilidad de instalar una central a carbón, haciendo especial hincapié en las últimas innovaciones tecnológicas, de manera de mitigar sus impactos ambientales”. Para ello se están realizando estudios de viabilidad, aunque todavía sin resultados.

Otro de los lineamientos para este año es “profundizar en el desarrollo de actividades y proyectos que contribuyan a una diversificación de tecnologías, proveedores, fuentes de energía de modo de aportar a la seguridad del suministro eléctrico, a precios razonables”.

Argentina. En caso de ser un invierno seco -lo que todavía no es posible estimar- que complique la generación hidroeléctrica, UTE tendrá dificultades para contar con energía desde Argentina, debido a la crisis que atraviesa ese país.

Para De Aurrecoechea, el punto es cómo administrar la energía. Según el vicepresidente de UTE hay horas del día donde el consumo en Argentina baja y se puede importar. Eso permite no utilizar alguna de las represas sobre el río Negro para ahorrar agua y energía que se puede utilizar en las horas pico, explicó.

De hecho en los últimos días, la importación de Argentina permite atender parte de la demanda energética en la madrugada.

Aunque según Pou, la “situación de Argentina es catastrófica y no vamos a poder contar con esa energía y tampoco con (la de) Brasil”.

De acuerdo a lo previsto por UTE habrá una disponibilidad del 10% de los 150 Mw de contrato con Argentina en invierno.