Historia

Historia

Montevideo, gracias a su ubicación geográfica fue denominada “ciudad puerto”. Esto facilitó la temprana aparición de un sector comercial pujante vinculado especialmente a la importación y a la exportación de productos de campo. Además, le permitió un próspero desarrollo de su actividad financiera.

En el año 1795 la Junta de Comerciantes ya defendía los intereses de los comerciantes instalados en Montevideo, tanto frente a las autoridades del gobierno como al Consulado de Buenos Aires, como consecuencia de su tradicional rivalidad portuaria. Al mismo tiempo, la cantidad de transacciones comerciales de la época justificaba la existencia de una Bolsa o lugar de reunión para realizarlas. Así fueron creadas las primeras Salas de Comercio.

A partir del año 1865 el país comienza una etapa de expansión económica vinculada a la guerra del Paraguay que convirtió a Montevideo en un centro de movimiento de capitales y alimentos. Además, aumentaron los negocios comerciales, las acciones privadas negociables y los títulos de gobierno. Las negociaciones se realizaban en la Plaza de Montevideo.

La Bolsa Montevideana surge ante la necesidad de establecer un lugar de reunión. Fundada por Juan Miguel Martínez, Narciso Farriols, Juan Mac Coll, Daniel Zorrilla, Fructuoso G. Busto, Alcides Montero y Ramón Arocena. Geográficamente estaba ubicada entre las calles Piedras y Zabala, en el local del comerciante catalán Juan Peipoch donde hoy funciona la casa central del Banco de la República Oriental del Uruguay. El escultor catalán Mora esculpió seis estatuas en el frente del edificio que representaban: la ganadería, la industria, la confianza, el comercio, la agricultura y la navegación.

El 17 de enero de 1867 se inauguró oficialmente la Bolsa, con el nombre de Centro Comercial.

En 1875 el país transita una violenta crisis política y económica en la que el gobierno intenta establecer el curso forzoso de la moneda. El comercio entero se opone y es en la Bolsa de Comercio, el 21 de julio de 1875, que se firma el Pacto del Comercio. A través de este pacto se establece el compromiso de satisfacer las operaciones pactadas en oro sellado, la suspensión del crédito y las transacciones comerciales con todo empresario que no cumpliera el pacto.

El acuerdo se cumplió al pie de la letra por todos los empresarios y llevó a la desmonetización de ese billete inconvertible y a la renuncia del propio Ministro de Hacienda.

En 1907 se sustituye el nombre de Centro Comercial por el de Bolsa de Comercio S.A. Esta Sociedad sin fines de lucro está compuesta por dos directorios: uno de ellos se encarga de los aspectos internos de la institución y el otro tiene la representación de la Bolsa en los temas económicos y gremiales del país. Este último es la Cámara Nacional de Comercio, compuesta por once miembros, uno por cada gremio en que se divide la colectividad comercial.

El 18 de julio de 1940 se realiza la inauguración del actual edificio ubicado en Rincón y Misiones, bajo la presidencia de José Brunet.

En el año 1997 se efectúa la separación de la Bolsa de Valores y Cámara de Comercio. Esta última concentra su actividad en los servicios que tradicionalmente ha presado al sector empresarial.

Más tarde en el 1998 la Cámara Nacional de Comercio cambia su denominación a Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay (CNCS).

En el año 2017 se conmemoraron los 150 años de la CNCS.

La libertad es lo que mejor define la esencia de la institución. Libertad en su concepción más amplia, libertad individual, libertad política y libertad económica. Este ideal, junto con la competencia leal, la formación y la ética empresarial han sido desde su fundación hasta hoy, el sustento su accionar.